Piden 12 años de cárcel para los pilotos de la lancha naufragada en Ceuta con 25 personas de las que cuatro murieron

Publicado 07/07/2019 14:20:23CET
Detenido
DetenidoPIXABAY

CEUTA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Ceuta solicita doce años de prisión para cada uno de los dos ciudadanos españoles que la madrugada del 19 de noviembre de 2017 pilotaban una embarcación en la que intentaban trasladar a 25 personas de origen subsahariano desde Marruecos hasta territorio español. La semirrígida colisionó con los acantilados de la costa norte de la ciudad autónoma y cuatro personas, de las que una sigue constando como desaparecida, perdieron la vida.

Según la calificación del Ministerio Público, a cuyo contenido íntegro ha tenido acceso Europa Press, Karim M.L. y Mohamed Ismael A.M. serían "criminalmente responsables de la comisión de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y de cuatro de homicidio por imprudencia".

Para el tercer acusado, el también ceutí Mohamed Abdeselam S.H., pide que en el juicio que celebrará la Sección VI de la Audiencia Provincial de Cádiz con sede en Ceuta se le imponga una pena de seis meses de prisión como "conocedor" del traslado que iba a realizarse y partícipe en las tareas de avituallamiento.

De acuerdo con el relato fáctico de la Fiscalía, adelantado por el diario 'El Faro', la madrugada del siniestro había viento de levante en el Estrecho con fuerza 4 y marejada con áreas de bruma. "La embarcación, además de llevar más ocupantes de los que permitía con una muy baja línea de flotabilidad, carecía de los mas mínimos elementos de seguridad como chalecos salvavidas, lo que implicaba un evidente y elevado riesgo para la vida de las personas que navegaban", indica.

Antes de ir a Marruecos a recoger a los migrantes, los principales acusados prepararon "minuciosamente" su traslado a territorio español y recibieron "una cantidad indeterminada de dinero" de estas personas.

La semirrígida embarrancó en los isleros de Santa Catalina "debido al estado de la mar" y "a las maniobras evasivas que realizaron para esquivar a los agentes de la autoridad que les perseguían".

Solo uno de los tres cadáveres recuperados tras el suceso ha podido ser identificado como Mamadou Siradio Diallo. La cuarta víctima mortal, cuyo cuerpo no fue recuperado, sería Ibrahim Diallo, según las pesquisas realizadas por la Guardia Civil en el marco de las diligencias instruidas.

Contador