Actualizado 26/02/2021 14:02 CET

Los mejores quesos para acompañar a tu hamburguesa

El queso azul, provolone o curado pueden convertirse en alternativas al queso cheddar en tu burger preferida
El queso azul, provolone o curado pueden convertirse en alternativas al queso cheddar en tu burger preferida - CORTESÍA BROOKLYN TOWN

Cheddar, azul o curado son algunas de las variedades que pueden llevar a una hamburguesa al siguiente nivel de sabor

   MADRID, 26 Feb. (CHANCE) -

    Puedes odiarlo o amarlo, pero nunca estarás a medio camino de ninguna de las dos cosas. El queso se convierte en uno de esos ingredientes que no te deja indiferente y, si eres un verdadero amante de este producto lácteo, no puedes resistirte a él. El queso es esencial en nuestro estilo de vida culinario al convertirse en un acompañante indiscutible de algunas comidas tan populares como las ensaladas, la pizza o la pasta, sin olvidarnos del plato estrella para muchos, la hamburguesa. De hecho, el queso es el ingrediente favorito a la hora de acompañar una hamburguesa para el 76% de los españoles.

    Pero hablar de queso es hablar de un concepto muy generalizado. En el mercado, hay infinitas variedades de queso que ayudan a conseguir unos sabores y contrastes distintos en las comidas y convierten estos platos en únicos. Por ello, José Sola, chef de Brooklyn Town, ha querido hacer un listado con los cinco mejores quesos para acompañar a las hamburguesas.

    Queso cheddar. Este es, sin duda, el queso más popular del mundo, conocido por contar con ese aspecto anaranjado. Suele convertirse en el queso favorito de muchas personas, por su característico sabor y tan asociado e intrínseco a la hamburguesa. De hecho, algunos entienden que no hay hamburguesa sin cheddar y viceversa. Si optas por esta opción, tu burger no necesita muchos ingredientes más, aunque quizás puedas añadirte también algo de bacon y hacerte la clásica hamburguesa, la que nunca falla. Además, recomendamos acudir a una quesería gourmet y probar sus variedades más tradicionales. Irán de perlas con tu hamburguesa.

    Queso de cabra. Este queso es solo apto para los verdaderos amantes del queso. Se le reconoce por su peculiar olor al colocarlo en una parrilla o, simplemente, aplicándole calor. Si incluyes este queso en tu hamburguesa, el plato te pedirá que lo acompañes con un contraste dulce. Aunque lo más común y que más vemos en los restaurantes sea la combinación con cebolla caramelizada, “hay que probarlo con una mermelada de tomates seco, que le aportará esa parte dulce a la burger y no necesitará salsas que le acompañen. Esta es una receta para triunfar”, ha destacado José Sola.

    Queso curado. Este queso siempre es una buena elección. Lo más frecuente es tomarlo como tapa, pero si pruebas a utilizarlo en las recetas de hamburguesas, te costará no volver a hacerlo. Cuanto más curado sea el queso, más intenso será su sabor. Por ello, si lo combinamos con un guacamole casero, obtendremos una burger que inspira intensidad y frescura al mismo tiempo.

    Queso azul. Aunque visualmente no sea el queso más apetecible, en nuestro paladar pasa a ser una bomba de sabor de la que ya no querremos prescindir. Como acompañamiento de la mejor hamburguesa, podemos confiar en un Stilton - el rey de los quesos ingleses -, un Roquefort, un Gorgonzola o un Cabrales patrio. Para elaborar la burger con esta tipología de queso, podemos hacerlo de dos maneras, o bien a trocitos, o bien hacerlo con una salsa de queso azul. José Sola lo tiene claro, “mi apuesta es optar por esta segunda opción, ya que nos permite untar la carne y acompañarlo de una ralladura de nueces, jugando con las texturas”. Si el sabor del queso azul es demasiado fuerte para los comensales, siempre se puede mezclar con otras variedades menos potentes.

    Queso provolone. De origen italiano y elaborado con leche de vaca, el queso provolone está ganando en popularidad como ingrediente en diferentes tipos de hamburguesas. Pese a que hasta hace poco no se solía pensar en esta variedad como un must en las hamburguesas, se convierte en un imprescindible para el chef Sola por su gran versatilidad. Es el gran desconocido en las burgers, pero si lo combinas con pimientos asados, conseguirás una hamburguesa de diez. Es un queso que se funde a la perfección, otorgando al plato un grado extra de disfrute.

¡Así que tira de imaginación y creatividad y vete probando con diferentes variedades de quesos hasta encontrar tu receta de burger perfecta!