Actualizado 04/12/2015 13:06 CET

Keith Urban, de su padre: "Le quedan un par de semanas de vida"

Keith Urban
CORDON PRESS

   MADRID, 4 Dic. (CHANCE) -

   Malos tiempos corren para el matrimonio Urban-Kidman, y las Navidades no se presentan nada halagüeñas. Keith Urban fue la estrella del Country Music Hall de la Fama, donde se inauguró su exposición con parte de sus recuerdos familiares, y allí confesó a un periodista de The Tennessean el mal estado de salud de su padre, Robert.

EL CANTANTE ASEGURA QUE A SU PADRE LE QUEDAN POCAS SEMANAS DE VIDA

   “Probablemente le queden un par de semanas. He estado dándole vueltas a eso los dos últimos días. Todo esto ha llegado en un momento muy extraño donde es habitual que una carrera tenga extremos altos y extremos bajos todos al mismo tiempo. Así que (la exposición) es un poco agridulce porque mi padre es el catalizador de todo esto. Mi padre es el catalizador de mi vida en Estados Unidos”, decía el apesadumbrado marido de Nicole Kidman.

   La estrella musical de 48 años está tratando de ser fuerte en uno de los peores momentos de su vida. Su progenitor es una pieza clave en la vida del cantante, pero también en su pasión por el género country y recordaba emocionado el día en que Robert le animó a comprar un álbum de Don Williams, el rey de este género musical. “Le dijo: ‘¿Cómo sabes que va a ser bueno?’. Él dijo: ‘Es Don Williams’. Aquello me impactó de tal manera que pensé: ‘Quiero hacer este tipo de discos, que la gente sepa que son excelentes. Quiero agradecer a mi padre que me iniciara en este viaje”, subrayaba el artista.

LA ESTRELLA MUSICAL RINDE HOMENAJE A SU PROGENITOR CON UNA EXPOSICIÓN DE RECUERDOS FAMILIARES EN EL COUNTRY MUSIC HALL DE LA FAMA

   El año pasado, el padre de su esposa, Dr. Antony Kidman, murió a la edad de 76 años después de una mala caída en un hotel de Singapur. Urban canceló parte de sus conciertos para acompañar a la oscarizada actriz, a la que costó mucho superar esta pérdida. Seguro que la estrella cinematográfica estará a la altura de las necesidades emocionales que atravesará en los próximos días su compañero de viaje.