Actualizado 02/11/2011 13:31:03 CET

Kim Kardashian y Kris Humphries, crónica de un divorcio anunciado

Kim Kardashian Y Kris Humphries
GETTY/JOSIAH KAMAU

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Parece que el culebrón nunca termina y el agua no vuelve a su cauce. Kim Kardashian y Kris Humphries no han encontrado la paz en su matrimonio. Las habladurías no les dejan de acosar y Kim no ha podido soportarlo más. Para colmo, un tercero reclama el amor de la sexy Kardashian.

Tras el acoso y los rumores, la pareja no ha sabido capear el temporal y su matrimonio parece haber llegado a su fin. El mismo día en que Kim pidió los papeles del divorcio alegando "diferencias irreconciliables", voló a Australia para lanzar su nueva colección de bolsos.

Mientras tanto, Kris cancelaba un evento al que tenía que asistir en Las Vegas. El jugador de baloncesto que había protagonizado unos anuncios muy sexis en los que aparecía sin camiseta para promocionar el evento del sábado 29 de octubre, no vio más salida que cancelarlo ya que según su representante "Kris está devastado, muy triste, tratando de comprender todo lo que le está pasando".

Una fuente ha revelado para la revista 'People' que Kim "tiene el corazón roto pero lo está llevando bien. Ella no quería que todo esto pasase".

KRIS HUMPRHIES, 'SHOW MUST GO ON'

Según 'Hollywood Life', la familia Kardashian "ha dado la patada" a Kris Humphries, el cuál no podrá volver a actuar en el reality show de la familia. Una fuente cercana ha revelado que hace dos semanas los productores de Kourtney y Kim en Nueva York llamaron Kris para darle un ultimátum.

Estas son las declaraciones hechas para 'Hollywood Life': "Le dijeron: Usted está casado con Kim y pertenece al espectáculo. Tiene ciertas obligaciones que no está cumpliendo. Debe decir ciertas cosas y actuar de cierta manera". Pero Kris les dijo que a él nadie iba a decirle cómo actuar".

Parece ser que el problema ha sido que tras casarse, Kris seguía viendo a sus amigos: "actuaba como si siguiese soltero". De acuerdo con esta información, los productores no esperaban que el matrimonio de Kim durase más de un año, sin embargo, 72 días ha sido mucho menos tiempo de lo que tenían previsto.

REGGIE BUSH, EL TERCERO EN DISCORDIA

Y por si esto fuese poco, un tercero se sube al carro de Kim y de Kris para apuntarse otro tanto, Reggie Bush, el ex novio de Kim Kardashian, ha declarado que sigue amándola y que quiere volver con ella.

Por lo visto, Kim y Reggie se separaron debido a los problemas de confianza que Reggie tenía con Kim. El mundo del espectáculo fue más fuerte que su amor y éste fue el motivo de su ruptura. Ahora la historia se repite: misma persona, misma situación, un novio diferente pero con el mismo desenlace, el fin de la relación.

"ME CASÉ POR AMOR, TENGO QUE SEGUIR A MI CORAZÓN Y ACEPTO MI RESPONSABILIDAD"

Mientras tanto, Kim se ha apresurado a confesar que se casó por amor y no por el show. Son muchos los rumores que la acusan de haberse casado por interés y publicidad, pero ella afirma que también se ha sentido sobrepasada por los medios: "Me sentí como si estuviera en una montaña rusa de la que no podía bajar".

"Soy una romántica empedernida, amo con todo mi corazón y toda mi alma. Quiero una familia y una vida real, puede que me precipitase con este matrimonio pero tengo que seguir a mi corazón. Nunca tuve la intención de herir a nadie y acepto toda la responsabilidad por mis acciones", publica en su blog.

Además, para que su enlace no pueda ser tachado de estafa: "Voy a donar todo el dinero que recaudé con mi boda a la Fundación Sueño", declara.