Actualizado 10/08/2015 12:56 CET

Martín Casillas Carbonero disfruta de su primer partido en Oporto

   MADRID, 9 Ago. (CHANCE) -

 La vida en Oporto para la pareja compuesta por Sara Carbonero e Iker Casillas continúa. La periodista que lo ha dejado todo por amor y ha querido irse con su amado portero para disfrutar de una nueva vida ya se encuentra instalada en la ciudad portuguesa.

   Y en este viaje que ambos han emprendido no podía faltar el pequeño que tienen en común, Martín Casillas Carbonero. La familia ha decidido mudarse de país y emprender una nueva aventura en el país vecino tras el fichaje del veterano guardameta del Real Madrid por el FC Porto.

   Una despedida que fue de lo más emotiva pero que no ha impedido para que se siga mirando hacia delante. El jugador ya está disfrutando del calor de la afición de su nueva casa, la cual no dudamos en que le de muchísimas alegrías en esta fase en la que se encuentra Iker.

   Sara por su parte, estará en busca de nuevos proyectos a los que hacer frente. Se rumoreaba en gran parte que la presentadora podría haber encontrado trabajo en la televisión portuguesa aunque no hay nada confirmado al respecto. Eso sí, Sara Carbonero ha querido compartir con todos sus seguidores la primera toma de contacto con el país vecino.

MARTÍN CASILLAS, EL FAN Nº 1 DE SU PAPÁ... ALLÁ POR DONDE VAYA

   Pero sin duda, el que puede alegrarle los días a Iker es el pequeño Martín. Tan adorable como siempre -y sin duda con un gran parecido a su madre muy sorprendente- el niño de los ojos de la pareja no para de robarles instantáneas a sus padres.

   El 'hombrecito' de la casa, porque ya ha crecido un montón, no dudaba en ver el partido de este pasado sábado que enfrentaba al FC Porto contra el Nápoles en un partido amistoso. El Estadio Do Dragao vibró con la salida de Iker Casillas al terreno de juego aunque el que más saltó de alegría era Martín, que como fan número 1 de su papá, no dudó en acudir al estadio para ver como su padre se estrenaba con su nuevo equipo y ver el cariño con el que le han recibido en Portugal.

   Una instantánea de lo más tierna que hace ver que por el momento, la familia está feliz con su decisión de comenzar a vivir en otro país.

Para leer más