Actualizado 25/06/2014 13:39 CET

Enoturismo: de la viña a la bodega, siente la trasformación del vino en primera persona

Bodegas Tarsus Ribera del Duero Burgos Madrid España vino
Fotos: TARSUS 

MADRID, 25 Jun. (CHANCE) -

    El trabajo, la ciudad, el tráfico, el ritmo frenético del día a día y un largo etcétera de factores hacen que el estrés esté muy presente en nuestras vidas. Por ese motivo los planes que invitan a olvidar la rutina diaria se plantean como la alternativa perfecta para disfrutar de un buen día de ocio. Una de las propuestas que se ha confirmado en nuestro país han sido los planes de enoturismo o turismo enológico. Descubrir la esencia del vino, un producto tan característico de nuestro país y su complejo proceso de elaboración, son uno de los planes perfectos para disfrutar de un fin de semana ideal.

   España es uno de los mayores productores de vino del mundo. Denominaciones de origen como Ribera del Duero, Cariñena, Valdepeñas, Toro, Jerez, Bierno... hacen de nuestro país un verdadero productor de vino. Para disfrutarlo existen diferentes tipos de actividades que acercan la enología al ciudadano de a pie, a aquel que no es experto en esta materia pero que tiene ganas de adentrarse en este fascinante mundo.

   Entre las más de 200 bodegas de la denominación de origen de Ribera del Duero se encuentra el vino Tarsus con su idílica bodega, un emplazamiento que invita a todo el mundo a conocer y hacerse partícipe del "milagro" del vino.

TRAS LOS PASOS DE LA UVA

    Las bodegas Tarsus se encuentran situadas en Anguix (Burgos), en el corazón de la prestigiosa Ribera del Duero, poseen 70 hectáreas de viñedo propio donde se cultiva las variedades de uva Tinta del País y Cabernet Sauvignon. Fue fundada en 1998 a modo de château francés (estilo Burdeos) siempre con objeto de sacar la máxima expresión de la tierra.

   El edificio destinado a los visitantes está decorado estilo art decò y cuenta con un amplio salón para 35 personas, adecuado para visitas numerosas y todo tipo de reuniones: empresariales, familiares o simplemente de un grupo de amigos que desean pasar un buen rato en un entorno único y elegante.

   Lo que bodegas Tarsus propone al turista es una visita guiada de una hora y media aproximadamente. Durante esta visita, el visitante conocerá de primera mano el recorrido natural que sigue la uva desde el viñedo hasta la bodega, así como la elaboración, crianza y envejecimiento de sus vinos: Tarsus Reserva, Quinta de Tarsus Crianza y Tarsus Roble. Para finalizar, el turista podrá desgustar en una cata sensorial estos vino y descubrir su valía como un sumiller aficionado.

   Este tipo de escapada está pensada para familias, empresas o grupos de amigos que quieran disfrutar de un fin de semana diferente y adentrarse en esta experiencia tan sensorial y magnífica con el vino como el auténtico protagonista.