Penélope Cruz pone el broche de oro a sus estilismos piratas en Madrid

Actualizado 18/05/2011 20:13:33 CET
GETTY

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS - Sandra del Caño Morales) -

Parece que nuestra actriz más internacional sentía la imperiosa necesidad de viajar hasta su tierra natal para terminar por fin de deslumbrar con uno de sus tan admirados y seguidos looks que está mostrando en la extensísima promoción de 'Piratas del Caribe: En Mareas Misteriosas'.

Al principio parecía que Penélope Cruz se había decantado por el look total black para recorrer varias capitales mundiales con las presentaciones de su última película, la cuarta entrega de la saga 'Piratas del Caribe'.

Desde la primera cita en el emblemático parque temático de California, Disneyland, nuestra queridísima actriz más internacional se enfundó en un vestido negro largo con motivos plumares, escote barco con hombros al descubierto, que dejaba constancia de que su figura volvía a ser perfecta tras su reciente maternidad.

De allí, Pe partió hacia tierras rusas haciendo dos paradas en la capital. Para su aparición en Moscú, la artista se mostró mucho más recatada que de costumbre. En el primer desembarco, Cruz pareció haberse convertido en la mismísima 'Viuda Negra' con un sencillísimo vestido negro de botones delanteros, demasiado largo y muy, pero que muy recatado, rozando la sosería.

Su segunda opción moscovita fue otro traje aún más horroroso que el anterior. Quizá estemos hablando del más desastroso que Pe se ha enfundado en su gira corsaria. Hablamos de un atuendo, como no de color negro, con estampado de detalles que nos recuerdan a los copos de nieve en plateado, cerrado por arriba, largo hasta la rodilla y, para colmo, también de manga larga. Lo peor de todo el outfit, ese cuello cerrado con lazada. Simplemente espantoso.

Y, cuando ya nos habíamos acostumbrado a verla con una indumentaria regida por el color de los funerales, Penélope de repente dio un giro de 180 grados optando por la pureza del color blanco, al más puro estilo hermanas Middleton y haciendo un guiño a sus raíces hispanas, para la premiére de Londres.

Con un vestido brocado y con mangas transparentes, la mujer de Javier Bardem hizo su aparición estelar. Como novedad, el modelo llevaba un detalle de cremallera central que dejaba entrever su prominente escote y dos laterales que rodeaban la cintura de la actriz.

Los volantes que caían en cascada por el final de la falda, a ambos lados de una abertura central, son un claro guiño a su país natal y consiguen ese toque de sofisticación para un diseño que solo Ricardo Tisci podía crear para Givenchy.

DEL BLANCO Y NEGRO MIX AL TODO A COLOR

La siguiente parada del equipo de 'Piratas del Caribe' fue el prestigioso Festival de Cannes. A primera hora de la mañana la pareja de piratas más populares del panorama mundial hacía su aparición en la ciudad francesa. Ella, ataviada con un ajustadísimo vestido azul eléctrico, de terciopelo por la parte de delante y negro por detrás, volvió a demostrar que ya no queda ni rastro de esos kilitos que engordó durante el embarazo.

Cuando la luz del sol cayó, nuestra queridísima Pe volvió a dar el do de pecho haciéndose con la matrícula de honor 'Made in Spain'. La actriz vistió un diseño de Marchesa, de corte sirena, en tonos malvas y detalles de pedrería. Todo ello realzado con tul en los tirantes y la parte final de la falda.

Finalmente, Cruz nos dejaba claro este martes, en su parada en Munich, que su etapa de 'Viuda Negra' había quedado bien atrás. Ahora, la mujer de Javier Bardem quiso transformarse en la 'Mujer de Rojo' y vaya si lo consiguió.

Gracias a un vestido largo hasta los pies, en tonos rojos metalizados, de manga larga, cortes rectos y escote en v, Penélope estuvo radiante, perfecta y, sobre todo, mucho más animada y acertada.

Pero, sin duda, Penélope Cruz ha puesto la guinda al pastel del estilismo en su visita a su tan añorado Madrid. Elegantísima, con un mono azul marino, con escote halter, ceñido a la cintura, bolsillos en los pantalones y de pata ancha, la artista estuvo de lo más original y glamourosa. Como únicos complementos, unos aros de plata y la melena al viento. Sencilla pero arreglada. Un diez para el look madrileño de Pe.