Actualizado 01/07/2022 08:44

Los espectaculares looks que han convertido a la Reina Letizia en la gran protagonista de la cumbre de la OTAN

La Reina Letizia ha enamorado al mundo con sus estilismos durante su agenda paralela a la cumbre de la OTAN
La Reina Letizia ha enamorado al mundo con sus estilismos durante su agenda paralela a la cumbre de la OTAN - EUROPA PRESS / CASA S.M. EL REY

   MADRID, 1 Jul. (CHANCE) -

   Semana clave para España por la celebración en Madrid de la 32º cumbre de la OTAN. Una cita histórica que ha reunido a 40 mandatarios de diferentes países y cuya organización, impecable, ha destacado por su eficiencia y ha convertido a la capital en el epicentro del mundo por unos días. En paralelo a este encuentro político de primer nivel, una agenda cultural y artística para los acompañantes de los líderes mundiales, que han podido conocer, de la mano de la Reina Letizia, alguno de los enclaves más representativos de nuestro país - como el Museo Reina Sofía, el Teatro Real o el Palacio Real de la Granja de San Ildefonso - en un empujón al turismo nacional sin precedentes.

   Un reto que la monarca ha superado con nota, confirmando que se trata de la mejor embajadora posible de la 'marca España' y en el que, además de ejercer de anfitriona de lujo de los 'consortes' ha enamorado a la crítica internacional - y nacional - con cinco looks espectaculares, tan adecuados para la ocasión como elegantes, eclipsando a la mismísima primera dama de Los Estados Unidos, Jill Biden, o a la mujer del presidente de Francia, Brigitte Macron.

   A continuación, los estilismos con los que la Reina Letizia se ha consagrado como una referencia fashion a nivel mundial durante la intensa agenda social y cultural para los 'consortes' que ha encabezado en paralelo a la cumbre de la OTAN.

La Reina, en su primer encuentro con Jill Biden

Claro sabor español y un toque flamenco en su primer encuentro con Jill Biden

   La semana empezó fuerte para la Reina, que el lunes recibia en el Palacio de La Zarzuela a la mujer del presidente de los Estados Unidos, Jill Biden, antes de visitar juntas las instalaciones de la Asociación Española contra el Cáncer. Un primer encuentro en el que ambas conectaron a la perfección y en el que Doña Letizia maravilló con un estreno de clara inspiración flamenca. Un vestido del diseñador andaluz José Hidalgo en color negro con lunares blancos en diferentes tamaños, con silueta lápiz, largo midi y manga corta, realzando la espectacular silueta de la monarca. Un sobresaliente en estilo.

La monarca, durante su visita con Jill Biden al Centro de Refugiados Ucranianos de Pozuelo

Apuesta por el look working en su visita al Centro de Refugiados Ucranianos de Pozuelo de Alarcón

   Sin prisa pero sin pausa, Doña Letizia protagonizaba el martes su segundo acto de la semana, y de nuevo al lado de una Jill Biden con la que se mostró de lo más cercana y cómplice. ¿El escenario? El Centro de Refugiados Ucranianos situado en la localidad de Pozuelo de Alarcón, que la Reina ya visitó el pasado mes de abril con el Rey Felipe y sus hijas Leonor y Sofía.

   Una visita para mostrar su apoyo al pueblo ucraniano tras la invasión rusa y en la que la Reina apostó por la sobriedad con uno de sus infalibles, un traje de chaqueta en clave work. Radiante, Doña Letizia lució un conjunto blanco de Carolina Herrera que estrenó en 2018, con pantalón acampanado de talle alto y blazer estrecha. Dándole el toque femenino y delicado, un top de seda drapeado en color rosa empolvado, salones a juego y una coleta alta despejando su rostro y resaltando sus facciones. Adecuada para un acto de estas características e impecable como siempre.

La Reina, sublime durante la cena ofrecida en el Palacio Real

Llega la cena de gala en el Palacio Real y la Reina enamora al mundo con uno de sus estrenos más espectaculares del último año

   Horas después de visitar el Centro de Refugiados Ucranianos, la Reina reaparecía ejerciendo de anfitriona, junto a Don Felipe, en la cena ofrecida en el Palacio Real a los mandatarios políticos participantes en la cumbre de la OTAN y a sus parejas.

   Una cita en el que la Reina derrochó glamour con uno de sus estrenos que más han dado que hablar en el último año, el vestido Magna Magnolia de 2nd Skin Co. que estrenó en la última edición de los Premios Princesa de Asturias. Un diseño confeccionado en tafetán de color negro, con cuello a la caja y falda midi con volumen rematada en lazos. Como complementos, sus impresionantes pendientes de chatones, que tan solo abandonan el joyero real en las ocasiones más importantes. Un look con el que destiló elegancia y con el que acaparó todas las miradas. Sencillamente espectacular.

La Reina, muy veraniega en su visita al Museo Reina Sofía

Comodidad y estilo de la mano en un vestido que promete convertirse en uno de los favoritos de Doña Letizia

   Sin apenas tiempo para descansar, la Reina y las 'primeras damas' ponían rumbo en AVE a Segovia el miércoles por la mañana para visitar el Palacio Real de la Granja de San Ildefonso - y sus impresionantes fuentes y jardines - además de la Real Fábrica de Cristales de la Granja. Una jornada muy especial que continuaba disfrutando de una visita privada al Museo Reina Sofía y un almuerzo en la pinacoteca a base de algunos de los productos más típicos de nuestra gastronomía.

   Apostando por la comodidad para un día de lo más completo, la Reina lucía un look todoterreno tan veraniego como versátil, con un estreno que promete convertirse en uno de sus favoritos, puesto que es ideal para cualquier tipo de ocasión. Un vestido de la diseñadora Laura Bernal en color gris con topos en blanco, sin mangas, con el cuerpo cruzado, cuello solapa y cinturón a juego. Una prenda hiperfavorecedora con claro sabor español que Doña Letizia combinó con unas alpargatas de cuña en color beige, su calzado fetiche en ocasiones en las que toca recorrer andando grandes trechos. Sencilla y cómoda a la par que estilosa.

Radiante de rosa vibrante en su último acto de la semana

Broche de oro a la semana recuperando su vestido fucsia más favorecedor

   El jueves concluía la cumbre de la OTAN en Ifema y con ella la agenda paralela de la Reina y los 'consortes', pero antes, una despedida por todo lo alto con una cita muy especial. Una visita privada al Teatro Real - el coliseo lírico más importante de nuestro país - que incluyó un completo recorrido entre bambalinas además de asistir a un ensayo de la ópera Nabucco, de Gioseppe Verdi, antes de realizar una cata de aceites para poner el broche de oro a unos días de lo más completos.

   Y la Reina, una vez más, sencillamente espectacular. En esta ocasión, recuperando un diseño de Carolina Herrera hecho a medida para ella - lo estrenó en 2018 y no se lo veíamos desde hace 3 años - que destaca por su factura impecable y por ajustarse a su silueta como un guante, pero también por su vibrante rosa fucsia, un color que sienta especialmente bien a Doña Letizia. Un vestido midi, con cintura marcada, botonadura frontal y falda en línea corola. La guinda a una semana que la monarca ha finalizado con una matrícula de honor en estilo, consagrándose como una de las mujeres más elegantes del mundo.

Más información