¿Heredan nuestros hijos nuestros miedos, costumbres y emociones? (IV)

Los hijos heredan las costumbres y creencias de los padres
Foto: CORDON
Actualizado 20/02/2015 14:37:29 CET

MADRID, 20 Feb. (CHANCE) -  

   Otra semana más acudimos a nuestra cita ineludible con vosotros para haceros llegar el coaching con vuestros hijos, especialmente, con los adolescentes. Esa etapa que sería tan buena de compenetración con ellos pero que, al final, parece que se tuerce. Nano López socio fundador de InsideYou

   Herencia en muchos casos va relacionado en nuestra mente con dinero, con la parte económica. Escuchar hablar de herencia y venirnos a la mente una joya familiar o un bien preciado en la familia suele estar siempre asociado. La parte económica siempre está en el puesto número 1.

   Pero aparte de la herencia económica heredamos de nuestros padres emociones, costumbres y sobre todo creencias.

   Siempre comento esto: Está científicamente probado que además de heredar el parecido físico, heredamos también elementos que afectan directamente a nuestro binomio cuerpo mente.

   Científicamente también está demostrado que no sólo heredamos la forma externa, de nuestros antepasados (a través de la genética): el color de los ojos, el tipo de pelo, la complexión, altura... sino que también heredamos por la misma vía esa parte más interna que afecta directamente a nuestro binomio cuerpo mente.

   Nacemos con un disco duro donde se encuentran registrados nuestros instintos mas básicos, aprendidos y heredados de nuestros ancestros. Posteriormente, según vamos creciendo, vamos adquiriendo diferentes tipos de aprendizaje relacionado sobre todo con la imitación, hacemos lo que vemos y aprendemos lo que escuchamos.

LA FIGURA DEL ENTORNO

   Las influencias medio ambientales también nos influyen; la alimentación, el estrés, los pensamientos, que se manifiestan de una forma clave en nuestro interior.

   A finales del siglo pasado, científicos de todo el mundo se reunieron para hacer un estudio genético que se denominó proyecto del genoma humano El proyecto genoma humano, tuvo como propósito descifrar el código genético contenido en los 23 pares de cromosomas, en su totalidad.

   En esta investigación descubrieron que en nuestro ADN existían partes, a las que hasta ahora llamaban "ADN basura", que contenían una carga genética que no era visible. Ahora, se ha descubierto que las influencias llamadas epigenéticas pueden hacer visible esta parte de nuestro ADN. Un descubrimiento que ha cambiado por completo el paradigma existente y que ha permitido que se inicien estudios sobre este tema que han determinado que lo que decimos y hacemos tiene mucho que ver en nuestro desarrollo.

LO QUE VEMOS Y VIVIMOS DESDE PEQUEÑOS NOS MARCARÁ TODA LA VIDA

   La información que recibimos desde pequeños de una manera u otra nos va a marcar para toda la vida. Al igual que los pensamientos negativos nos influyen en nuestro estado de ánimo y, de acuerdo a este descubrimiento, tienen un efecto directo sobre nuestro cuerpo y nuestra mente, los pensamientos positivos (se ha demostrado en enfermos) ayudan a la recuperación y a mantener el estado de salud.

Madre con tres hijas disfrutando de ellas en la playa, escuchar la herramienta perfecta para llevarse bien con los hijos

   

¿SOMOS ESCLAVOS DE NUESTRAS CREENCIAS?

   Padres con creencias limitantes hacen hijos con creencias limitantes. Padres que educan con creencias limitantes pueden trasmitir a sus hijos ese mismo tipo de creencias. Para contrarrestarlas lo mejor es tomar conciencia y al menos cuestionarlas. El coaching va a permitirnos además averiguar como nos estamos mostrando. ¿Somos entonces esclavos de nuestras creencias?

   Creencias tan cotidianas como "no hija el fútbol es de niños" o creencias incluso universalmente adquiridas como "los chicos no lloran" pueden hacer que nuestros hijos encuentren bloqueos en mostrar sus emociones o no puedan llegar a desarrollar muchas de sus fortalezas internas.

   ¿Podemos hacer un esfuerzo y evitar que nuestros hijos hereden nuestros miedos? Tomemos conciencia de ello y pongámonos manos a la obra.

1. Cómo ser padre y no dirigir la vida de nuestros hijos.

2. La pregunta como medio de desarrollo. Aprender descubriendo.

3. Escucha y silencio, herramientas desconocidas y altamente poderosas.

4. ¿Heredan nuestros hijos nuestras creencias, miedos, etcétera?