2I/Borisov, reconocido oficialmente como segundo objeto interestelar

Actualizado 25/09/2019 12:27:25 CET
Cometa interestelar Borisov
Cometa interestelar Borisov - GEMINI OBSERVATORY/NSF/AURA

   MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La Unión Astronómica Internacional ha denominado oficialmente 2I/Borisov al objeto detectado el 30 de agosto por el astrónomo ruso Gennady Borisov, tras constatar un "origen interestelar inequívoco".

   De los miles de cometas descubiertos hasta ahora, ninguno tiene una órbita tan hiperbólica como la de 2I / Borisov, señala la IAU en un comunicado.

   Esta conclusión es respaldada independientemente por el Grupo de Dinámica del Sistema Solar JPL de la NASA. Solo dos años después del descubrimiento del primer objeto interestelar 1I/'Oumuamua, este nuevo hallazgo sugiere que dichos objetos "pueden ser lo suficientemente numerosos como para proporcionar una nueva forma de investigar procesos en sistemas planetarios más allá del nuestro".

   2I / Borisov hará su aproximación más cercana al Sol (alcanzará su perihelio) el 7 de diciembre de 2019, cuando estará a 2 unidades astronómicas (UA) del Sol y también a 2 UA de la Tierra. Para diciembre y enero se espera que sea más brillante en el cielo del sur. Luego continuará su viaje eventualmente dejando el Sistema Solar para siempre.

   Los astrónomos observan ansiosamente este objeto, que será continuamente observable durante muchos meses, un período más largo que el de su predecesor, 1I/'Oumuamua. Los astrónomos son optimistas sobre sus posibilidades de estudiar a este raro invitado con gran detalle, señala la IAU.

   Las estimaciones de los tamaños de los cometas son difíciles porque el pequeño núcleo cometario está incrustado en el coma, pero, a partir del brillo observado, 2I / Borisov parece tener unos pocos kilómetros de diámetro. Uno de los telescopios más grandes del mundo, el Gran Telescopio Canarias de 10,4 metros en las Islas Canarias, ya ha obtenido un espectro de 2I / Borisov y ha encontrado que se parece a los núcleos cometarios típicos.

   Este nuevo visitante interestelar plantea preguntas interesantes: ¿por qué no se han descubierto antes objetos interestelares? ¿Cuál es la tasa esperada de su aparición en el Sistema Solar interior? ¿Cómo se comparan estos objetos con cuerpos similares dentro del Sistema Solar? Los grandes estudios telescópicos capaces de escanear grandes fracciones del cielo de manera regular pueden ayudar a responder estas preguntas y más en el futuro cercano, expone la IAU.

Contador