La comunidad astronómica insta a regular las constelaciones de satélites

Actualizado 05/06/2019 12:32:15 CET
La comunidad astronómica alerta sobre las constelaciones de satélites
VICTORIA GIRGIS/LOWELL OBSERVATORY

MADRID 5 (EUROPA PRESS)

   La Unión Astronómica Internacional (IAU) está preocupada por las constelaciones de satélites, cuyo número aumenta rápidamente y supone una amenaza para la observación con los telescopios terrestres.

   En las últimas décadas, se ha realizado un esfuerzo considerable para diseñar, construir y desplegar satélites para muchos propósitos importantes. Recientemente, las redes, conocidas como constelaciones de satélites, se han desplegado y se planifican en un número cada vez mayor en órbitas principalmente bajas de la Tierra para una variedad de propósitos, incluido el suministro de servicios de comunicación a áreas subatendidas o remotas, caso de la reciente puesta en marcha del proyecto Starlink.

La imagen de arriba muestra la huella de los 60 satélites Starlink en las observaciones desde el telescopio Lovell.

   "Aún no comprendemos el impacto de miles de estos satélites visibles dispersos por el cielo nocturno y, a pesar de sus buenas intenciones, estas constelaciones de satélites pueden amenazar el principio de un cielo oscuro y silencioso", dice la IAU en un comunicado, como algo esencial para para avanzar en nuestra comprensión del Universo del cual formamos parte, y para la protección de la vida nocturna.

   Las preocupaciones científicas son dobles. En primer lugar, las superficies de estos satélites a menudo están hechas de metal altamente reflectante, y los reflejos del Sol en las horas posteriores a la puesta del sol y antes del amanecer hacen que aparezcan como puntos de movimiento lento en el cielo nocturno, explican.

   Aunque la mayoría de estas reflexiones pueden ser tan débiles que son difíciles de distinguir a simple vista, pueden ser perjudiciales para las capacidades sensibles de los grandes telescopios astronómicos terrestres, incluidos los telescopios de estudio de ángulo amplio extremo que se encuentran actualmente bajo construcción.

   En segundo lugar, a pesar de los notables esfuerzos para evitar la interferencia con las frecuencias de radioastronomía, las señales de radio agregadas emitidas por las constelaciones de satélites aún pueden amenazar las observaciones astronómicas en las longitudes de onda de radio. Los avances recientes en radioastronomía, como producir la primera imagen de un agujero negro o comprender más sobre la formación de sistemas planetarios, solo fueron posibles a través de esfuerzos concertados para salvaguardar el cielo radioeléctrico de la interferencia.

   La IAU recomienda encarecidamente que todos los interesados en esta nueva frontera de utilización del espacio, en gran medida no regulada, trabajen en colaboración para su beneficio mutuo.

   "Las constelaciones de satélites pueden representar una amenaza significativa o debilitadora para las infraestructuras astronómicas existentes y futuras, e instamos a sus diseñadores e implementadores, así como a los responsables de las políticas a trabajar con la comunidad astronómica en un esfuerzo concertado para analizar y comprender el impacto de las constelaciones de satélites. También instamos a las agencias apropiadas a diseñar un marco regulatorio para mitigar o eliminar los impactos perjudiciales en la exploración científica tan pronto como sea posible", señala el comunicado.

Contador