18 de febrero de 2020
 

Una insólita galaxia monstruo se revela en el universo más distante

Actualizado 05/02/2020 23:28:26 CET
Recreación del estado final de XMM-2599
Recreación del estado final de XMM-2599 - BCG. (NRAO/AUI/NSF/B. SAXTON; NASA/ESA/R. FOLEY; N

   MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Una galaxia insólita por su tamaño monstruoso ha sido descubierta a 12.000 millones de años luz, cuando el universo tenía apenas 1.800 millones de años de edad.

   Apodada XMM-2599, la galaxia formó estrellas a un ritmo elevado y luego murió. Por qué de repente dejó de formar estrellas no está claro.

   "Incluso antes de que el universo tuviera 2 mil millones de años, XMM-2599 ya había formado una masa de más de 300.000 millones de soles, convirtiéndolo en una galaxia ultramasiva", dijo Benjamin Forrest, investigador postdoctoral en el Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de California en Riverside y autor principal del estudio, en un comunicado.

   "Más notablemente, mostramos que XMM-2599 formó la mayoría de sus estrellas en un gran frenesí cuando el universo tenía menos de mil millones de años, y luego se volvió inactiva cuando el universo tenía solo 1.800 millones de años".

   El equipo utilizó observaciones espectroscópicas del poderoso Espectrógrafo de Objetos Múltiples para Exploración Infrarroja del Observatorio W. M. Keck, o MOSFIRE, para realizar mediciones detalladas de XMM-2599 y cuantificar con precisión su distancia.

   Los resultados del estudio aparecen en el Astrophysical Journal.

   "En esta época, muy pocas galaxias han dejado de formar estrellas, y ninguna es tan masiva como XMM-2599", dijo Gillian Wilson, profesora de física y astronomía en la UCR en cuyo laboratorio trabaja Forrest.

   "La mera existencia de galaxias ultramasivas como XMM-2599 es un gran desafío para los modelos numéricos. A pesar de que tales galaxias masivas son increíblemente raras en esta época, los modelos las predicen. Sin embargo, se espera que las galaxias predichas formen activamente estrellas. Lo que hace que XMM-2599 sea tan interesante, inusual y sorprendente es que ya no está formando estrellas, tal vez porque dejó de obtener combustible o su agujero negro comenzó a encenderse. Nuestros resultados requieren cambios en la forma en que los modelos desactivan la formación de estrellas en primeras galaxias".

   El equipo de investigación descubrió que XMM-2599 formaba más de 1.000 masas solares al año en estrellas en su pico de actividad, una tasa extremadamente alta de formación estelar. En contraste, la Vía Láctea forma aproximadamente una nueva estrella al año.

   "XMM-2599 puede ser un descendiente de una población de galaxias polvorientas altamente formadoras de estrellas en el universo muy temprano que los nuevos telescopios infrarrojos han descubierto recientemente", dijo Danilo Marchesini, profesor asociado de astronomía en la Universidad de Tufts y coautor del estudio.

Contador