8 de abril de 2020
 
Actualizado 08/01/2020 13:58:30 +00:00 CET

Un planeta a 600 años luz gira en una espiral de muerte

Ilustración del planeta WASP 12b
Ilustración del planeta WASP 12b - NASA/JPL-CALTECH

   MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo de astrofísicos ha demostrado que el planeta WASP-12b, a 600 años luz, está girando en espiral hacia su estrella anfitriona, en dirección a una segura destrucción en tres millones de años.

   WASP-12b es conocido como un "Júpiter caliente", un planeta gaseoso gigante como nuestro planeta vecino Júpiter, pero que está muy cerca de su propia estrella, orbitando su sol en solo 26 horas.

   "Desde el descubrimiento del primer 'Júpiter caliente' en 1995, un descubrimiento que fue reconocido con el Premio Nobel de Física de este año, nos hemos preguntado cuánto tiempo pueden sobrevivir esos planetas", dijo Joshua Winn, profesor de ciencias astrofísicas en Princeton y uno de los autores del nuevo artículo, publicado en Astrophysical Journal Letters.

   "Estábamos bastante seguros de que no podrían durar para siempre. Las fuertes interacciones gravitacionales entre el planeta y la estrella deberían hacer que el planeta gire en espiral hacia adentro y sea destruido, pero nadie podría predecir cuánto tiempo tomará esto. Ahora que hemos medido la tasa, para al menos un sistema, son millones de años, tenemos una nueva pista sobre el comportamiento de las estrellas como cuerpos fluidos".

   El problema es que, a medida que WASP-12b orbita su estrella, los dos cuerpos ejercen tirones gravitacionales entre sí, elevando "mareas" como las mareas oceánicas levantadas por la luna en la Tierra.

   Dentro de la estrella, estas ondas de marea hacen que la estrella se distorsione ligeramente y oscile. Debido a la fricción, estas ondas se rompen y las oscilaciones disminuyen, un proceso que convierte gradualmente la energía orbital del planeta en calor dentro de la estrella.

   La fricción asociada con las mareas también ejerce un par gravitacional en el planeta, haciendo que el planeta gire en espiral hacia adentro. La medición de la rapidez con que la órbita del planeta se está reduciendo revela la rapidez con que la estrella está disipando la energía orbital, lo que proporciona pistas astrofísicas sobre el interior de las estrellas.

   "Si podemos encontrar más planetas como WASP-12b cuyas órbitas se están deteriorando, podremos aprender sobre la evolución y el destino final de los sistemas exoplanetarios", dijo el primer autor Samuel Yee, un estudiante graduado en ciencias astrofísicas. "Aunque este fenómeno se ha predicho para planetas gigantes cercanos como WASP-12b en el pasado, esta es la primera vez que vemos este proceso en acción".

Lo más leído

  1. 1

    Muere el padre de Fonsi Nieto días después de perder a su abuela materna

  2. 2

    El Gobierno sitúa la relajación del confinamiento a partir del 26 de abril y de forma ordenada

  3. 3

    La Junta iniciará el lunes el "desconfinamiento progresivo" de su administración con altos cargos y eventuales

  4. 4

    Andalucía abonará 300 euros en un pago único a 150.000 autónomos excluidos de medidas del Gobierno

  5. 5

    ¿Cómo hacer levadura en polvo o polvo de hornear en casa?