Primer exoplaneta detectado en el espectro de luz visible

Actualizado 22/04/2015 12:35:00 CET
EXOPLANETA
Foto: ESO/M. KORNMESSER/NICK RISINGER

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Utilizando el cazador de planetas HARPS del Observatorio ESO de La Silla (Chile), astrónomos han hecho la primera detección directa del espectro de luz visible reflejada de un exoplaneta.

   Estas observaciones también revelan nuevas propiedades del primer exoplaneta descubierto alrededor de una estrella normal: 51 Pegasi b.

   Los expertos han explicado que el resultado de este trabajo promete un futuro emocionante para esta técnica, sobre todo por el advenimiento de la próxima generación de instrumentos como ESPRESSO (en el Very Large Telescope, VLT), y de futuros telescopios como el E-ELT.

   El exoplaneta 51 Pegasi b se encuentra a unos 50 años luz de la Tierra, en la constelación de Pegaso. Fue descubierto en 1995 y siempre será recordado como el primer exoplaneta confirmado orbitando una estrella ordinaria como el Sol. También es considerado el arquetipo de Júpiter caliente, un tipo de planeta que ahora se sabe que son relativamente comunes, similares a Júpiter en tamaño y masa, pero que orbitan mucho más cerca de su estrella madre.

   Desde este descubrimiento que hizo historia se han confirmado más de 1.900 exoplanetas en 1.200 sistemas planetarios, pero, en el año del vigésimo aniversario de su descubrimiento, 51 Pegasi b vuelve a escena para proporcionar otro avance en el estudio de los exoplanetas.

UNA NUEVA TÉCNICA

   El equipo que hizo esta nueva detección, dirigido por Jorge Martins, de la Universidad de Oporto (Portugal), ha usado una nueva técnica que no depende de encontrar un tránsito planetario, por lo que potencialmente podría usarse para el estudio de muchos más exoplanetas. Permite detectar el espectro planetario directamente en luz visible, lo que significa que se pueden deducir diferentes características del planeta que son inaccesibles para otras técnicas.

   El espectro de la estrella anfitriona se utiliza como una plantilla para guiar la búsqueda de una firma similar de luz que se espera que se refleje en el planeta, a medida que describe su órbita. Es una tarea sumamente difícil ya que los planetas son increíblemente débiles en comparación con sus deslumbrantes estrellas anfitrionas.

   También es común que la señal del planeta pueda verse saturada por otros pequeños efectos y fuentes de ruido. Ante tal adversidad, el éxito de la técnica cuando se aplica a los datos de 51 Pegasi b recogidos por HARPS, proporciona una valiosísima prueba de concepto.

   Martins explica que "este tipo de técnica de detección es de gran importancia científica, ya que permite medir la masa y la inclinación real de la órbita del planeta, esenciales para entender mejor todo el sistema". "También permite estimar la reflectancia del planeta (o albedo), que puede utilizarse para inferir la composición tanto de la superficie como de la atmósfera del planeta", ha añadido.

Para leer más