Los verdaderos colores de las bestias galácticas en evolución

Publicado 07/08/2019 16:52:47CET
Cuásar rojo
Cuásar rojoS. MUNRO

   MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Astrónomos han identificado un momento raro en la vida de algunos de los objetos más enérgicos del universo, los cuásares. Observados por primera vez hace 60 años, sus orígenes siguen siendo un misterio.

   Investigadores de la Universidad de Durham han descubierto lo que sugieren que es una "breve fase de transición" en el desarrollo de estas bestias galácticas, que podría arrojar luz sobre cómo evolucionan los cuásares y sus galaxias anfitrionas. La nueva investigación se publica en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

   Los cuásares son alimentados por la energía de los agujeros negros supermasivos en sus centros a medida que se alimentan de los gases circundantes. Son miles de veces más brillantes que las galaxias como nuestra Vía Láctea y la mayoría son de color azul. Sin embargo, un número significativo es rojo, ya que se ven a través de enormes nubes de polvo y gas que los ocultan de la vista.

   La visión convencional de los cuásares rojos es que en realidad son cuásares azules que están alejados de nuestra línea de visión. En cambio, el equipo de Durham descartó este modelo y demostró que los cuásares rojos probablemente sean el resultado de una breve pero violenta fase en la evolución de las galaxias cuando el agujero negro expulsa una gran cantidad de energía hacia las nubes circundantes de polvo y gas Esta inyección de energía expulsa el polvo y el gas para revelar un cuásar azul.

   Las observaciones que utilizan radiotelescopios respaldan esta teoría al mostrar que los agujeros negros en el centro de los quásares rojos producen una mayor cantidad de emisión de radio que los del centro de los cuásares azules.

   La autora principal Lizelke Klindt, del Centro de Astronomía Extragaláctica de la Universidad de Durham, dijo: "El desarrollo de los cuásares ha sido la causa de una incertidumbre significativa. Lo que sugieren nuestros resultados es que los cuásares pasan por una breve fase de transición, cambiando de color de rojo a azul, cuando emergen de la profunda capa de polvo y gas que los rodea.

   "Lo que creemos que estamos viendo es un paso raro pero importante en la vida de estas bestias galácticas durante la evolución de las galaxias cuando sus agujeros negros comienzan a dar forma a sus entornos".

   Los investigadores estudiaron 10.000 cuásares rojos y azules, ya que habrían sido vistos hace 7.000 u 11.000 millones de años cuando el universo era relativamente joven usando datos de archivo del Sloan Digital Sky Survey y el Observatorio de radioastronomía Very Large Array.