Actualizado 06/09/2022 11:56

La Vía Láctea no es una galaxia del todo normal

Una de las nueve galaxias observadas (NGC 3338). Esta galaxia espiral está a unos 76 millones de años luz de distancia con una masa similar a la Vía Láctea.
Una de las nueve galaxias observadas (NGC 3338). Esta galaxia espiral está a unos 76 millones de años luz de distancia con una masa similar a la Vía Láctea. - NAOJ

   MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Nuevas observaciones de nueve galaxias distantes tomadas con el Telescopio Subaru muestran que la Vía Láctea es una galaxia algo normal, pero no completamente normal.

   En concreto, los astrónomos comprobaron que los enjambres de galaxias satélite más pequeñas alrededor de las galaxias principales tienen similitudes y diferencias importantes en comparación con las galaxias satélite alrededor de la Vía Láctea.

   Este resultado es importante para comprender hasta qué punto podemos aplicar lo que sabemos sobre el entorno local al resto del Universo.

   Los astrónomos siempre están tratando de averiguar cuánto de lo que vemos en los cielos es típico y cuánto es exclusivo del área local. Así como la capacidad de estudiar planetas alrededor de otras estrellas nos ha brindado nuevos conocimientos sobre los planetas del Sistema Solar, los astrónomos ahora pueden observar galaxias distantes en detalle y compararlas con lo que sabemos sobre la Vía Láctea.

   Las galaxias grandes como la Vía Láctea están rodeadas de galaxias satélite más pequeñas. Se han detectado más de 50 galaxias satélite alrededor de la Vía Láctea, muchas menos de las esperadas teóricamente. Además, las galaxias satélite de la Vía Láctea se encuentran agrupadas, mientras que las predicciones indican que deberían estar distribuidas uniformemente.

   Un grupo dirigido por investigadores del Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ) usó el Telescopio Subaru para tomar imágenes de nueve galaxias con masas similares a la Vía Láctea, cada una a una distancia de entre 50 y 80 millones de años luz. En estas imágenes, el grupo detectó con éxito 93 candidatos a galaxias satélite pequeñas y débiles.

   El número de satélites por galaxia principal varió mucho, pero fue comparable al número de galaxias satélite alrededor de la Vía Láctea, lo que indica que la Vía Láctea es normal en términos de número de satélites. Además, las galaxias satélite se distribuyeron uniformemente alrededor de las galaxias principales; coincidiendo con las predicciones pero sin coincidir con lo que sabemos sobre la Vía Láctea.

   Masashi Nashimoto, investigador de NAOJ (actualmente investigador de JSPS en la Universidad de Tokio), comentó en un comunicado: "Estos resultados son información valiosa para examinar estadísticamente varios problemas relacionados con las galaxias satélite. Por otro lado, algunos objetos no se identificaron claramente como galaxias satélite, y esperamos identificarlas mediante más observaciones".

   Las galaxias satélite brindan pistas sobre cómo se formó la galaxia principal, por lo que mejorar nuestra comprensión de ellas nos ayuda a comprender la evolución de las galaxias en general, y de la Vía Láctea en particular, que creó las condiciones en las que la Tierra y la vida podrían formarse.

Contador

Más información