Actualizado 30/11/2020 12:58 CET

Circulación oceánica sigue estable en el cambiante Atlántico Norte

Mapa del Océano Atlántico Norte. Las secciones hidrográficas y las observaciones de la matriz están marcadas con líneas negras y rojas.
Mapa del Océano Atlántico Norte. Las secciones hidrográficas y las observaciones de la matriz están marcadas con líneas negras y rojas. - SCSIO

   MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Los cambios en la circulación oceánica del Atlántico Norte y las alteraciones en las propiedades del interior del océano parece que no ocurren al mismo ritmo, en contra de lo que se temía anteriormente.

   Investigadores encontraron que a pesar de los profundos cambios decenales en las propiedades del interior del océano, el vuelco de la circulación se mantiene estable en escalas de tiempo decenales desde la década de 1990.

   "La Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) consiste principalmente en una banda superior que fluye hacia el norte que es cálida y salina y otra inferior que fluye hacia el sur que es relativamente fría y dulce", dijo el doctor FU Yao del SCSIO (South China Sea Institute of Oceanology), autor principal del estudio. Los grandes transportes netos de calor y agua dulce asociados son esenciales para el clima regional y global.

   "Bajo el calentamiento global, ha habido una creciente preocupación de que el AMOC se está desacelerando o lo hará en el futuro", dijo en un comunicado el doctor WANG Chunzai, autor correspondiente del estudio. La película de ciencia ficción de Hollywood 'El día de mañana' incluso describe efectos climáticos catastróficos tras el cierre de AMOC que conduce a una nueva era de hielo.

   Durante mucho tiempo se pensó que los cambios hidrográficos en latitudes altas estaban estrechamente relacionados con los cambios de AMOC. WANG explicó además: "A pesar de que se ha observado un calentamiento global del océano superior y un refrescamiento sin precedentes del Atlántico norte subpolar, todavía no está claro si el AMOC ha cambiado notablemente en las últimas décadas considerando una perspectiva de observación".

   En este estudio, se utiliza una compilación de secciones hidrográficas repetidas en el Atlántico norte subtropical y subpolar, que abarcan casi 30 años, junto con datos de altimetría satelital, observaciones de matrices en toda la cuenca y datos de modelos de asimilación.

   Los investigadores encontraron que no solo las aguas desde la superficie hasta la capa intermedia (es decir, desde la superficie hasta aproximadamente 2.000 metros) han sufrido variaciones marcadas en temperatura, salinidad y oxígeno disuelto durante décadas, sino también aguas a mayor profundidad por debajo de 2.000 metros han mostrado una salinificación significativa, signos de calentamiento y un aumento de oxígeno en las últimas décadas.

   "Sin embargo, a pesar de estos profundos cambios hidrográficos y de concentración de trazadores, los estados de AMOC tanto en el Atlántico norte subpolar como subtropical entre las décadas de 1990 y 2010 son indistinguiblemente diferentes entre sí", dijo FU. Estos resultados plantean un contraste interesante e indican que los cambios en las propiedades del interior del océano y los cambios de AMOC pueden no ocurrir al mismo ritmo que se sugirió anteriormente. Se necesitan más investigaciones para avanzar en nuestra comprensión de su conexión.