Los lagos crecen en 35 años como el tamaño de Dinamarca

Lagos glaciares en los Andes
Lagos glaciares en los Andes - FLICKR
Publicado: martes, 29 noviembre 2022 11:39

   MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Entre 1984 y 2019, la superficie de los lagos a nivel mundial creció en más de 46.000 kilómetros cuadrados, similar a la superficie de Dinamarca, aumentando sus emisiones de efecto invernadero.

   Científicos de la Universidad de Copenhague y otras universidades han preparado un mapa de los lagos del mundo más preciso y detallado que nunca.

   Los investigadores mapearon 3,4 millones de lagos y su evolución durante las últimas cuatro décadas utilizando imágenes satelitales de alta resolución combinadas con inteligencia artificial.

   "Ha habido cambios importantes y rápidos en los lagos en las últimas décadas que afectan las cuentas de gases de efecto invernadero, así como los ecosistemas y el acceso a los recursos hídricos. Entre otras cosas, nuestro nuevo conocimiento sobre la extensión y la dinámica de los lagos nos permite calcular mejor su potencial de emisiones de carbono", explica Jing Tang, profesor asistente en el Departamento de Biología y coautor del estudio, que ahora se publica en Nature Communications.

   Según los cálculos del estudio, el aumento anual de las emisiones de CO2 de los lagos durante el período es de 4,8 teragramos (10 elevado a 12 billones) de carbono, lo que equivale al aumento de las emisiones de CO2 del Reino Unido en 2012.

Desde 1984 han aparecido más y más pequeños lagos (<1 km2). El número de estos pequeños lagos es especialmente importante según los investigadores, porque son los que emiten la mayor cantidad de gases de efecto invernadero en relación con su tamaño. Si bien los lagos pequeños representan solo el 15 % del área total del lago, representan el 25 % de las emisiones de CO2 y el 37 % de metano. Además, también contribuyen al 45 % y al 59 % de los aumentos netos de las emisiones de CO2 y CH4 del lago, respectivamente, durante el período 1984-2019.

   "Los lagos pequeños emiten una cantidad desproporcionada de gases de efecto invernadero porque normalmente acumulan más materia orgánica materia, que se convierte en gases. Y también, porque suelen ser superficiales. Esto facilita que los gases alcancen la superficie y suban a la atmósfera", explica Jing Tang. profesor asistente en el Departamento de Biología y coautor del estudio.

   "Al mismo tiempo, los lagos pequeños son mucho más sensibles a los cambios en el clima y el tiempo, así como a las perturbaciones humanas. Como resultado, sus tamaños y la química del agua fluctúan mucho. Por lo tanto, si bien es importante identificarlos y mapearlos, también es más exigente. Afortunadamente, hemos podido justificar eso", añade en un comunicado.

   El mapeo también revela que hay dos razones principales para la aparición de muchos lagos nuevos en la Tierra: el cambio climático y las actividades humanas. Los embalses representan más de la mitad del aumento del área del lago, es decir, lagos artificiales. La otra mitad se crea principalmente por el derretimiento de los glaciares o el deshielo del permafrost.