Actualizado 26/08/2014 17:57 CET

La Tierra puede sostener mucho más crecimiento de las plantas

Cobertura vegetal de la Tierra
Foto: NASA EARTH OBSERVATORY

MADRID, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo análisis sugiere que el planeta puede producir mucha más biomasa de tierra -el total de hojas, tallos, raíces, frutas, granos y otras partes de las plantas terrestre- de lo que se pensaba.

   El estudio, publicado en la revista Environmental Science and Technology, vuelve a calcular el límite teórico de la productividad de las plantas terrestres, y encuentra que es mucho más alto de lo que distintas estimaciones actuales determinan.

   "Al intentar estimar algo para todo el planeta, tienes que aplicar algunos supuestos simplificadores", según el profesor de Biología Vegetal de la Universidad de Illinois Evan DeLucia, quien dirigió el nuevo análisis. "Investigaciones anteriores suponen que la máxima productividad puede deducirse de lo que el ecosistema natural habría producido. Pero resulta que en la naturaleza muy pocas plantas han evolucionado para maximizar sus tasas de crecimiento".

   Las estimaciones derivadas de las imágenes de satélite sobre vegetación y la modelización sugieren que alrededor de 54 gigatoneladas de carbono se convierten en biomasa vegetal terrestre cada año, informan los investigadores.

   "Este valor se ha mantenido estable durante las últimas décadas, lo que lleva a la conclusión de que representa un límite superior en la producción mundial de biomasa", aseveran.

MAXIMIZAR CRECIMIENTO

   Pero estas suposiciones no tienen en cuenta los esfuerzos humanos para impulsar la productividad de las plantas a través de la manipulación genética, el fitomejoramiento y manejo de la tierra, dijo DeLucia. Estos esfuerzos ya han dado algunas plantas muy productivas.

   Algunas especies no nativas también compiten con especies nativas, convirtiéndose en invasoras. Algunas de estas plantas no representan adiciones deseables a los ecosistemas nativos, dijo DeLucia, pero representan la productividad potencial no aprovechada de las plantas en general.

   El equipo utilizó un modelo de eficiencia en el uso de luz y de máxima eficiencia teórica con la que las plantas convierten la radiación solar en biomasa para estimar el límite teórico de la producción primaria neta (NPP) en una escala global. Este límite recién calculado era "más o menos dos órdenes de magnitud mayor que la productividad de la mayoría de los ecosistemas manejados o naturales actuales", escriben los autores.

   "No estamos diciendo que esto sea ya accesible, pero la teoría nos dice que lo que es posible en el planeta es mucho, mucho más que las estimaciones actuales", dijo DeLucia.

   Hay que tener en cuenta que las limitaciones globales de agua reducen este límite teórico en más del 20 por ciento en todas las partes del paisaje terrestre, excepto los trópicos, dijo DeLucia. "Pero incluso ese NPP con deficiencia de agua es muchas veces superior a la que vemos en nuestros sistemas agrícolas actuales."

Para leer más