Extrema e inesperada pérdida de hielo en el Ártico ruso

Actualizado 20/09/2018 11:11:36 CET
Capa de hielo Vavilov
NASA/USGS

   MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRES) -

   En los últimos años, la capa de hielo Vavilov en el Alto Ártico ruso se ha acelerado dramáticamente, deslizándose hacia el mar hasta 27 metros por día en 2015.

   Eso empequeñece la velocidad promedio anterior del hielo de aproximadamente 5 centímetros por día y ha desafiado las suposiciones de los científicos sobre la estabilidad de los casquetes polares que salpican las altas latitudes de la Tierra, según un nuevo estudio multinacional y multinstitucional dirigido por Mike Willis, profesor asistente de Geología en la Universidad de Colorado Boulder.

   "En un clima cálido, la aceleración glaciar es cada vez más común, pero la tasa de pérdida de hielo en Vavilov es extrema e inesperada", dijo en un comunicado Mike Willis, investigador del CIRES y autor principal del artículo publicado esta semana en Earth and Planetary Science Letters.

   Los glaciares y las capas de hielo como Vavilov cubren casi 450.000 kilómetros cuadrados de la superficie de la Tierra y tienen alrededor de 30 centímetros de aumento potencial del nivel del mar.

   Los científicos nunca habían visto tal aceleración en este tipo de capa de hielo, y los autores del nuevo documento escribieron que su hallazgo plantea la posibilidad de que otros casquetes polares actualmente estables sean más vulnerables de lo esperado.

   Para la nueva evaluación, los investigadores desempeñaron el papel de detectives forenses de hielo, reconstruyendo el deterioro de la capa de hielo espiando el avance del hielo con la tecnología de detección remota de una constelación de satélites operados por DigitalGlobe Inc.

   Por satélite, vieron que el hielo sobre la superficie se arrastraba lentamente durante varios años, antes de que acelerara lentamente en 2010, avanzando rápidamente en 2015. Se cree que el avance inicial muy lento fue causado por un cambio en la dirección de la precipitación que ocurrió hace unos 500 años. Antes de este tiempo, la nieve y la lluvia venían del sureste, después de este tiempo la lluvia y la nieve provenían del suroeste. A medida que la parte occidental de la capa de hielo avanzaba hacia el océano, el hielo avanzaba.

   Los casquetes polares fríos, como Vavilov, se presentan en los "desiertos" polares con muy poca precipitación, y normalmente se congelan en sus lechos, fluyendo solo debido a la flexión del hielo bajo la fuerza de la gravedad. Normalmente están aislados de los tipos de cambios que han afectado a los glaciares en regiones menos gélidas: fusión desde abajo con agua de mar tibia, por ejemplo, o deslizamiento más rápido cuando el agua de deshielo de la superficie caliente drena hasta el lecho del hielo.

   Los investigadores sospechan que la capa de hielo comenzó a avanzar drásticamente cuando la capa de hielo se humedeció y la parte delantera del glaciar avanzó hacia sedimentos marinos muy resbaladizos. El hielo comenzó a acelerarse, y la fricción hizo que parte del hielo debajo del glaciar se derritiera, lo que suministró más agua al fondo del hielo, reduciendo la fricción, lo que hizo que el hielo se acelerara, lo que a su vez produjo más agua. Parte de esta agua podría haberse combinado con arcilla debajo del glaciar, reduciendo aún más la fricción debajo del glaciar y permitiendo que ocurran velocidades de deslizamiento verdaderamente extraordinarias.

   Para 2015, los sedimentos y la roca en la cama debajo del hielo se habían vuelto tan resbaladizos que el material no podía evitar que el hielo fluyera. La base de la capa de hielo tardó solo dos años en llegar a ese punto de inflexión, transformándose en una zona casi sin fricción, que está bien lubricada y es muy móvil. El glaciar continúa deslizándose ahora a velocidades aceleradas de 5-10 metros por día.

   La capa de hielo Vavilov se redujo en un total de unos pocos metros, avanzó unos 2 km y perdió aproximadamente 1,2 km3 en volumen total en el océano en los 30 años previos a la aceleración. En el año comprendido entre 2015 y 2016, el hielo avanzó unos 4 kilómetros y se redujo en unos 100 metros (alrededor de 0,3 metros por día). La capa de hielo perdió aproximadamente 4,5 km3 de hielo, suficiente para cubrir Manhattan con aproximadamente 250 pies de agua, o todo el estado de Washington con 2,5 centímetros. Y es poco probable que la capa de hielo sea capaz de recuperar la masa de hielo en el clima en calentamiento de hoy en día.

   Muchos científicos han supuesto que los casquetes polares que se encuentran sobre el nivel del mar solo responderán lentamente a un clima cálido, pero los autores de este estudio instan a que esta suposición sea cuestionada. El rápido colapso de la capa de hielo de Vavilov tiene importantes ramificaciones para los glaciares en otras regiones polares, especialmente en los que bordean la Antártida y Groenlandia.

   "Nunca hemos visto algo como esto antes, este estudio ha planteado tantas preguntas como ha respondido". dijo Willis. "Y ahora estamos trabajando en el modelado de toda la situación para obtener un mejor manejo de la física involucrada".

Para leer más