Gas de amoníaco agrícola influye en la formación de nubes sobre Asia

Actualizado 11/07/2019 14:47:14 CET
Avión e investigación atmosférica
ERIK KRETSCHMER

   MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La capa de aerosol descubierta en 2011 que se extiende a entre 12 y 18 kilómetros de altura sobre Oriente Medio y el sur de Asia, se compone de nitrato de amonio cristalino, de origen agrícola.

   Mediante el uso de una combinación inteligente de sensores remotos, mediciones in situ, cálculos de modelos meteorológicos, mediciones específicas de laboratorio y simulaciones numéricas detalladas, un equipo del Instituto de Tecnología de Karlsruhe lideró el estudio de la distribución y composición de los aerosoles en esta nube, conocida como ATAL (Asian tropopause aerosol layer). Los resultados son reportados en Nature Geoscience.

   Los aerosoles son partículas suspendidas más pequeñas de una variedad de fuentes naturales y antropogénicas. En la atmósfera, los aerosoles actúan como núcleos de condensación a los que se adhiere el vapor de agua gaseoso y, por lo tanto, forma gotas de nubes.

   Por primera vez, un avión de investigación voló a través de los niveles superiores del monzón asiático para estudiar estos procesos.

   "Sorprendentemente, detectamos nitrato de amonio cristalino como un componente principal en grandes partes del ATAL", dice en un comunicado Michael Höpfner, de la División de detección de gases y sensores remotos del Instituto de Meteorología e Investigación del Clima (IMK-ASF) del KIT.

   "Nuestros experimentos revelaron que, contrariamente a la opinión predominante, las gotas de nitrato de amonio líquido cristalizan en partículas sólidas a -50 grados en presencia de pequeñas contaminaciones que contienen principalmente azufre. Estas partículas sólidas continúan existiendo incluso en condiciones de temperatura y humedad de la troposfera superior", dice Robert Wagner, coautor y científico del mismo organismo.

   Con las observaciones satelitales, los investigadores encontraron grandes cantidades de aerosoles de nitrato de amonio sobre Asia. Estas observaciones se remontan al año 1997, cuando el ATAL aún no se suponía que existiera.

   "Con esto, hemos resuelto el viejo misterio de la composición de ATAL", dice Michael Höpfner. Hasta ahora, se ha considerado altamente improbable que este aerosol exista a altitudes tan altas, debido a que el gas de amoniaco precursor se elimina de la atmósfera muy rápidamente por la lluvia.

   "Pero detectamos concentraciones de amoníaco sin paralelo durante el monzón asiático: los valores son hasta cincuenta veces más altos que en las mediciones anteriores", agrega Höpfner. Se origina principalmente en la agricultura, en particular en la cría de ganado y la fertilización. Las mayores emisiones de amoniaco se encuentran actualmente en Asia. Durante el monzón, las masas de aire contaminadas se transportan desde la superficie terrestre hasta alturas de hasta 18 kilómetros. Aquí, el amoníaco reacciona al nitrato de amonio, un aerosol que influye tanto en la formación como en las propiedades de las nubes.

   "Ahora es la primera vez que nuestros datos demuestran que los aerosoles de nitrato de amonio están omnipresentes en la troposfera superior durante el monzón asiático", dice Höpfner. Estos resultados son relevantes en particular para las interacciones de las nubes y los aerosoles, que representan una de las mayores incertidumbres en el modelado climático. Además, los hallazgos demuestran que el amoníaco emitido en el suelo tiene una gran influencia en los procesos en la troposfera superior y potencialmente en el clima asiático.

Contador

Para leer más