Actualizado 25/05/2020 10:21:39 +00:00 CET

Medio siglo del pozo artificial más profundo del mundo

Estructura exterior del pozo superprofundo de Kola en 2007
Estructura exterior del pozo superprofundo de Kola en 2007 - Andre Belozeroff

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Hace ahora 50 años, la Unión Soviética inicio la construcción del Pozo Superprofundo de Kola (KSDB) o SG-3, un proyecto de prospección científica para investigar directamente en la corteza terrestre.

Está situado a 12 kilómetros al oeste de la ciudad de Zapoliarni, cerca de la frontera con Noruega. Su profundidad es de 12.226 metros. A diferencia de otros pozos profundos que se han hecho para buscar petróleo o por exploración, la finalidad del SG-3 fue únicamente la investigación de la litosfera.

La perforación de Kola penetra a través de un tercio de la corteza continental báltica, cuyo grosor se calcula en 35 kilómetros, exponiendo a la luz rocas de 2.700 millones de años de antigüedad existentes en el fondo. El proyecto ha sido lugar de extensos estudios geofísicos.

La perforación comenzó el 24 de mayo de 1970, en la península de Kola, usando perforadoras que abrieron varios pozos partiendo de la rama central. El más profundo, el SG-3, se completó en 1989, creando un pozo de 12.262 metros de profundidad,? el más profundo de los perforados hasta ahora, informa Wikipedia.

Para los científicos, uno de los resultados más fascinantes que ha emergido de estos trabajos ha sido el hecho de no encontrar cambio de velocidades sísmicas en la hipotética transición del granito al basalto que está en el fondo de la capa de roca metamórfica que se extiende cerca de 5 a 10 km bajo la superficie. Sorprendentemente, allí la roca está fracturada y saturada de agua. Agua que, a diferencia de la superficial, debe de haber venido de los minerales de la corteza profunda, y no ha podido alcanzar la superficie debido a la capa de roca impermeable.

Otro descubrimiento inesperado fue la gran cantidad de hidrógeno, mezclado con el fango que fluía del agujero, descrito como 'hervido con hidrógeno'. El nivel más profundo activo fue el SG-5, que alcanzó los 8.578 metros de profundidad y tiene 21,4 centímetros de diámetro.

A mediados de 2008, debido a limitaciones financieras y a la falta de apoyo, se acordó el cierre definitivo del proyecto.