Los bosques europeos absorben 0,5 gigatoneladas de CO2 al año

VALLES, BOSQUE, NATURALEZA, MONTAÑAS
CSIC
Actualizado 06/04/2010 19:26:40 CET

LA GRANJA (SEGOVIA), 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

La UE alberga el 5 por ciento de los bosques del mundo, que absorben un total de 0,5 gigatoneladas (Gt) de CO2 al año (de las 5 Gt emitidas por la industria europea) y emplean de forma directa a 350.000 trabajadores, según expone el Libro Verde sobre Protección de los Bosques e Información Forestal presentado este martes en Valsaín (Segovia) en el marco de la Conferencia Europea de Protección de Bosques.

El documento tiene por objeto abrir un debate sobre la actualización de la Estrategia Forestal de la UE, para que los bosques sigan realizando sus funciones productivas, socioeconómicas y ambientales. Además, el debate abierto por el Libro Verde se centrará también en cómo modifica el cambio climático las condiciones de la gestión y protección de los bosques europeos.

Así, el texto expone que las masas forestales europeas llevan más de 60 años extendiéndose de forma constante, experimentando en su mayor parte un crecimiento en volumen maderable y en reservas de carbono. Concretamente, ocupan 155 millones de hectáreas, y junto con otras tierras boscosas que suponen otros 21 millones de hectáreas, alcanzan el 42 por ciento de la superficie terrestre de la UE.

Además de los empleos directos, la industria forestal primaria da empleo a más de dos millones de personas, con un volumen de negocio de 300.000 millones de euros. En la actualidad, el sector forestal proporciona el ocho por ciento del valor añadido total de la industria manufacturera.

BIODIVERSIDAD.

Respecto a la biodiversidad, el Libro Verde indica que los bosques albergan el mayor número de vertebrados del continente, y los tipos de hábitat forestales designados lugares Natura 2000 ocupan más de 14 millones de hectáreas, lo que equivale al 20 por ciento de todos los espacios terrestres de la Red Natura 2000.

Este documento considera que es posible aumentar la explotación sostenible de la madera en Europa, aunque advierte de que es un desafío y exigirá un mayor esfuerzo en materia de información encontrar el equilibrio entre la competitividad de las industrias dependientes de los bosques, la viabilidad económica, el medio ambiente, la fragmentación de la propiedad y la motivación de los propietarios de bosques.

En esta línea, apunta que si se alcanza el objetivo del 20 por ciento de cuota para las energías renovables previsto en el paquete de energía y clima de la UE, podría aumentarse la demanda total de biomasa de la agricultura y los bosques.

Mantener el potencial de un suministro sostenible de madera requerirá, según el Libro Verde, el desarrollo de nuevas fuentes internas de madera, mediante extensión de la superficie utilizada para el cultivo y la tala de árboles; la explotación de madera de fuentes internas existentes como por ejemplo con un incremento de las extracciones; aumento de la eficiencia en la producción y utilización de la madera; y aumento de las importaciones de materias primas de madera.

Además, el Libro Verde apunta que hay bienes y servicios no madereros que, en algunas regiones europeas, proporcionan más ingresos que los que se obtienen por la venta de madera. En este sentido, la Comisión Europea está considerando métodos innovadores para la valoración de productos y servicios forestales no mercantiles, como la protección de la biodiversidad, los usos recreativos, la fijación de carbono y los servicios de protección de las cuencas hidrográficas.