Actualizado 09/10/2008 15:47 CET

La búsqueda de agua lleva a la sonda Cassini a rozar la superficie de Encelado

WASHINGTON, 9 Oct. (OTR/PRESS) -

La intriga por saber si una pequeña luna de Saturno puede ser el primer lugar fuera de la Tierra donde el ser humano descubra agua líquida ha determinado que la sonda espacial Cassini prácticamente roce la superficie de Encelado, con un vuelo orbital a tan sólo 25 kilómetros de altitud previsto para este 9 de octubre. Los científicos quieren determinar si los geyseres observados en sobrevuelos anteriores de Cassini en el polo sur del planeta despiden gases que pueden revelar la existencia en el subsuelo de agua líquida, incluso con la dimensión de un océano. Y si agua líquida, las condiciones para la vida aumentan sensiblemente.

Los responsables de la operación de la sonda han previsto realizar un sobrevuelo de Enceladus este 9 de octubre a sólo 25 kilómetros de altitud, la menor realizada nunca hasta la fecha sobre un satélite de Saturno. Para el 31 de octubre se espera otra nueva pasada, pero a 196 kilómetros.

AGUA Y COMPONENTES ORGANICOS

Los científicos están intrigados por la posibilidad de que agua líquida, quizás incluso un océano, pueda encontrarse bajo la superficie de Encelado. Trazas de componentes orgánicos también han sido detectados en los geyseres localizados en la zona polar sur del satélite, elevando asi las posibilidades de que se trate de un mundo habitable, aunque sea para la vida a nivel microscópico.

Mientras en el sobrevuelo del pasado 11 de agosto, el protagonismo corrió a carago de las cámaras e instrumentos ópticos de la sonda, en el caso actual se pondrá el énfasis en el instrumental que analiza partículas, de forma que pueda estudiarse la estela que dejan los geyseres en detalle, hasta el punto de poder analizar directamente muestras de las partículas y gases presentes. En la pasada del día 31 se tomarán imáganes en detalle de la sfracturas halladas en la superficie de Encelado de la que surgen los geyseres. Hasta diciembre no se conocerán los resultados.

"Sabemos que Enceladus produce varios cientos de kilos por segundo de gases y polvo y que se trata de un material formado básicamente por vapor de agua y agua helada", declaró Tamas Gambosi, científico del proyecto en la Universidad de Michigan, en declaraciones a la web de la NASA recogidas por otr/press.

Estos geyseres fueron descubiertos en 2005, y desde entonces los científicos han estado intrigados por entender cómo se producen, teniendo en cuenta de que se trata de una pequeña luna de tan sólo 500 kilómetros de diámetro. Su variedad en geología, calor en superficie, estelas de vapaor de agua y efectos en la magnetosfera convierten a Encelado en un aspirante a ganar el 'campeonato mundial' de la investigación planetaria de este año, según Bob Pappalardo, científico de la misión en el Jet Propulsion Labratory (JPL) de la NASA en Pasadena (California).