Actualizado 23/01/2006 11:27:00 +00:00 CET

Uno de cada cien pacientes con cáncer de pulmón sobrevive cinco años o más con una dosis mínima de radiación

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Uno de cada cien pacientes con cáncer de pulmón de células pequeñas sobrevive cinco o más años después de pasar por dosis relativamente pequeñas de terapia de radiación para aliviar sus síntomas, según un estudio del Centro del Cáncer Peter MacCallum de Melbourne (Australia) que se publica en la revista 'Cancer'. El estudio demuestra que un reducido número de pacientes padece una forma de la enfermedad que es curable gracias a una terapia reducida.

Los expertos explican que el de células pequeñas es el tipo más común de cáncer de pulmón. Estos tumores dan lugar a una media global de supervivencia de sólo el 40 por ciento y son de los más mortales.

Si la enfermedad se detecta con tiempo, la supervivencia de cinco años puede ascender al 60 por ciento entre los que padecen la enfermedad, en el caso de descubrirse la enfermedad en estadios más avanzados se reduce al 15 por ciento.

Los científicos hicieron un seguimiento de 2.337 casos confirmados de pacientes incurables que padecían el cáncer de pulmón y habían recibido dosis de terapia de radiación reducidas con carácter paliativo. Aproximadamente el 1,1 por ciento de los 2.237 pacientes sobrevivieron cinco o más años, incluyendo 18 que lograron una curación aparente.

Según los investigadores, aunque los supervivientes de cinco años fueron más propensos a tener puntuaciones funcionales superiores y una menor propensión a la metástasis en comparación con los pacientes que vivieron menos de este tiempo, no existían otros factores que pudieran predecir la supervivencia derivada de la radiación paliativa.

Según los científicos, sus datos muestran que cerca del uno por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón de células pequeñas tienen una supervivencia prolongada con dosis de radiación que podrían no ser consideradas suficientes para el control de una enfermedad a largo plazo. Los investigadores realizarán futuros estudios encaminados a identificar las características de estos pacientes para poder aplicarles el tratamiento más adecuado.