Actualizado 18/02/2015 11:18 CET

Los dientes de lapa son el material natural más fuerte

Dientes de lapa
Foto: IMAGE COURTESY OF UNIVERSITY OF PORTSMOUTH

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Los dientes de lapa podría ser el material natural más fuerte conocido para los seres humanos, según un nuevo estudio. Estos pequeños animales acuáticos con conchas cónicas tienen dientes con estructuras biológicas tan fuertes que podían ser copiados para coches, barcos y aviones del futuro.

   Investigadores de la Universidad de Portsmouth examinaron el comportamiento mecánico a pequeña escala de los dientes de las lapas utilizando microscopía de fuerza atómica, un método utilizado para separar materiales hasta el nivel del átomo.

   Asa Barber, de la Escuela de Ingeniería de la Universidad dirigió el estudio. "La naturaleza es una maravillosa fuente de inspiración para estructuras con excelentes propiedades mecánicas. Todas las cosas que observamos a nuestro alrededor, como los árboles, las conchas de las criaturas del mar y los dientes de lapa estudiados en este trabajo, han evolucionado para ser eficaces en lo que hacen".

   "Hasta ahora pensábamos que la seda de araña era el material biológico más fuerte debido a su super-fuerza y aplicaciones potenciales en muchas cosas, desde chalecos antibalas a ordenadores, pero ahora hemos descubierto que los dientes lapa exhiben una fuerza que es potencialmente mayor."

   Barber encontró que los dientes contienen un mineral duro conocido como goetita, que se forma en la lapa a medida que crece. "Las lapas necesitan dientes de alta resistencia para raspar sobre superficies rocosas y eliminar las algas para alimentarse cuando sube. Descubrimos que las fibras de goetita son del tamaño justo para compensar una estructura compuesta elástica".

   "Este descubrimiento significa que las estructuras fibrosas que se encuentran en los dientes de lapa podrían ser imitados y usarse en aplicaciones de ingeniería de alto rendimiento como los coches de carreras, los cascos de los barcos y las estructuras de las aeronaves.

   La investigación ha sido publicada en la revista Interface de la Royal Society.