Actualizado 06/06/2012 12:21 CET

Los dinosaurios no eran tan pesados

Dinosaurios
LUKE JONES

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de científicos ha desarrollado una nueva técnica para medir con precisión el peso y el tamaño de los dinosaurios, descubriendo que no eran tan pesados como se pensaba, según se refleja en una investigación publicada en 'Biology Letters'.

Los investigadores, biólogos de la Universidad de Manchester, usaron rayos láser para medir la cantidad mínima de piel requerida para envolver los esqueletos de los mamíferos modernos, incluyendo renos, osos polares, jirafas y elefantes. Así, descubrieron que estos animales poseen un 21% más de masa corporal que el volumen mínimo de piel y hueso que envuelve el esqueleto.

Posteriormente, aplicaron esta técnica a un esqueleto de Braquiosaurio gigante, del Museo de Historia Natural de Berlín --cuyo peso estimado era de 80 toneladas-- obteniendo como resultado que su peso fue de, tan sólo, 23 toneladas. Según el equipo de científicos, la nueva técnica se aplicará a todas las mediciones de peso de los fósiles de dinosaurios disponibles.

El autor principal, el doctor Bill Sellers, afirma que "uno de los datos más importantes para los paleobiólogos es el peso de los animales fosilizados". "Sin embargo, calcular este dato es sorprendentemente difícil, por lo que hemos intentado simplificarlo mediante un nuevo enfoque", añade.

Así, escaneando con láser varios esqueletos de grandes mamíferos, como el oso polar, la jirafa y el elefante, los científicos calcularon el volumen mínimo de la envoltura de las secciones principales del esqueleto. "Al aplicar el enfoque al Braquiosaurio de Berlín, descubrimos que el herbívoro gigante pesaba 23 toneladas, por lo que era mucho más ligero de lo que tradicionalmente se pensaba", explica.

Según Sellers, la masa corporal es un parámetro crítico, utilizado para restringir las características biomecánicas y fisiológicas de los organismos. Según el investigador, "los métodos volumétricos se están volviendo más comunes, así como las técnicas para estimar las masas corporales de los vertebrados fósiles. En nuestro nuevo estudio, hemos demostrado un enfoque alternativo, que tiene la ventaja de ser más objetivo y rápido".

En conclusión, el nuevo método proporciona una forma de medir el peso mucho más precisa y muestra que los dinosaurios, aunque siguen siendo enormes, no eran tan grandes como se pensaba anteriormente.