Actualizado 26/09/2008 11:30 CET

Estados Unidos podrá continuar en la Estación Espacial

CABO CAÑAVERAL, (Reuters/EP)

Un problema político que amenazaba con sacar a Estados Unidos de la Estación Espacial Internacional se solucionó ayer, después que que los legisladores en Washington aprobasen una exención que permite a la NASA comprar viajes rusos, informaron funcionarios de la agencia espacial.

Si no se hubiese autorizado el uso de fondos provenientes de impuestos para contratar la nave rusa Soyuz y otros servicios, la NASA se habría visto obligada a dejar la estación espacial justo cuando el complejo esté listo para su uso científico a tiempo completo.

Las cápsulas Soyuz son los únicos vehículos disponibles capaces de transportar personas desde y hacia la estación, además de los transbordadores estadounidenses, que serán retirados del servicio en dos años. Las cápsulas Soyuz también sirven como los botes salvavidas de la estación espacial.

EXENCIÓN

La NASA ha estado operando bajo una exención a una prohibición comercial que fue impuesta para tratar de frenar la proliferación de armas y la transferencia de la tecnología de misiles a Irán. La exención caduca en 2011, pero era necesario extenderla sin demora ya que los rusos tardan tres años en fabricar las cápsulas de Soyuz.

Los legisladores aprobaron la medida a pesar de las difíciles relaciones con Rusia, que mantiene un conflicto con la vecina Georgia, país aliado de Estados Unidos. La noche del miércoles, la Cámara de Representantes añadió la exención a un proyecto de financiamiento que mantiene activo al Gobierno en lugar de un plan oficial de gasto, el que sigue pendiente.

La medida fue aprobada por 370 votos contra 58. El Senado la había aprobado anteriormente esta semana. "Hay por lo menos un paso más antes de que nos den la exención real (con respecto a la prohibición comercial)", explicó a los periodistas el director del programa de estación espacial, Mike Suffredini.

"Ahora estamos al borde de ver si podemos alcanzar un acuerdo (con los rusos), aunque no sirve de nada si no tenemos (la exención)", agregó Suffredini. En una fiesta la noche del miércoles para conmemorar el 50 aniversario de la NASA, el jefe de la agencia Mike Griffin dijo que la autorización para usar fondos de contribuyentes estadounidenses en los viajes rusos a la estación espacial "es una victoria porque todas las otras opciones son peores. Esa es la situación en la que nos encontramos".