Actualizado 17/03/2006 11:00:10 +00:00 CET

La estimulación eléctrica podría superar la resistencia a los fármacos que presentan ciertos tumores

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La estimulación eléctrica podría superar la resistencia a los fármacos que presentan ciertos tumores, según sugiere un estudio de 'Cleveland Clinic Lerner College of Medicine' en Ohio (Estados Unidos) que se publica en 'BioMed Central Cancer'. Los resultados de la investigación muestran que las células tumorales resistentes a fármacos pierden dicha resistencia cuando son expuestas a pulsos eléctricos de baja frecuencia y baja intensidad durante tres días.

El estudio revela que el tratamiento de las células tumorales resistentes a los fármacos con pulsos eléctricos 'in vitro' restituye la capacidad de las células de absorber el fármaco anticancerígeno doxorubicina. Los científicos expusieron células tumorales humanas y de ratas a pulsos de corriente alternantes de 50 hercios y baja intensidad (7,4 microamperios) con un intervalo de diez segundos durante tres días 'in vitro'.

Según los investigadores, esta estimulación eléctrica no daña las células pero disminuye la proliferación de las células del tumor. Las líneas celulares cancerígenas suelen expresar en exceso la proteína MDR1, lo que las hace resistentes a los fármacos anticancerígenos como la doxorubicina. Tras los tres días de estimulación eléctrica, las células fueron expuestas a mayores concentraciones de doxorubicina durante tres horas.

Los resultados muestran que la estimulación eléctrica condujo a una mayor absorción de doxorubicina, que provocó la muerte de las células incluso ante concentraciones bajas del fármaco. La exposición de las células a corrientes eléctricas fue más eficaz que el tratamiento de las células con un inhibidor de la proteína MDR1.

Estos descubrimientos sugieren una posible aplicación de estimulación eléctrica para mejorar la eficacia de los tratamientos de quimioterapia existentes.