Actualizado 05/10/2011 19:33

La ESA estudiará la naturaleza de la 'energía oscura'

Universo
ESA

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La poderosa influencia del Sol y la naturaleza de la misteriosa 'energía oscura' constituyen las áreas de investigación de las dos próximas misiones de ciencia de la Agencia Espacial Europea (ESA), que han sido bautizadas como 'Solar Orbiter' y 'Euclid' y serán lanzadas en 2017 y 2019, respectivamente.

Según ha explicado la agencia, 'Solar Orbiter' se acercará al Sol más que todas las misiones anteriores. Está diseñada para contribuir de forma esencial a la comprensión de cómo el Sol influye en el entorno terrestre, y, en particular, a determinar cómo se genera y eyecta el viento solar, el flujo de partículas en las que están inmersos los planetas.

En este sentido, ha explicado que las variaciones en la actividad del Sol afectan al viento solar, haciendo que sea más o menos turbulento. Las protuberancias solares perturban el viento solar y dan lugar a la formación de auroras en la Tierra y en otros planetas.

Según los expertos, 'Solar Orbiter' estará "lo bastante próximo a la Tierra como para observar el viento solar poco después de su emisión" y también "analizará en detalle el proceso que acelera este viento en la superficie del Sol". 'Solar Orbiter' se lanzará desde Cabo Cañaveral en 2017, con un cohete Atlas de la NASA.

Por su parte, 'Euclid' está diseñado para explorar la cara oscura del universo. Consiste esencialmente en un telescopio espacial que observará las estructuras a gran escala con una precisión sin precedentes, detectando objetos hasta a 10.000 millones de años luz de distancia. Esto "hará posible estudiar la expansión y la formación de estructuras durante las últimas tres cuartas partes de la historia del universo", ha explicado la ESA.

Uno de los principales misterios que los científicos intentan esclarecer es por qué el universo se está expandiendo cada vez más rápido. Esta aceleración cósmica debe ser producida por algo de naturaleza desconocida, que los astrónomos llaman 'energía oscura'.

'Euclid' ayudará a descifrar la naturaleza de esta 'energía oscura' estudiando sus efectos sobre las galaxias y cúmulos de galaxias, los objetos que determinan la estructura a gran escala del universo. El lanzamiento de 'Euclid' está previsto para 2019 con un cohete Soyuz desde el Puerto especial europeo en Kourou, en la Guayana Francesa.

"Con la selección de 'Solar Orbiter' y 'Euclid' el Programa de Ciencia de la ESA demuestra una vez más su compromiso con la ciencia básica y con los intereses de los ciudadanos", ha declarado el director de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA, Álvaro Giménez.

Estas dos misiones suponen la culminación de un proceso iniciado en 2004, cuando la ESA emitió una consulta a toda la comunidad astronómica para establecer los objetivos de la exploración espacial de la ESA para la próxima década. Este ejercicio dio como resultado el Plan Visión Cósmica 2015-2025, que identificó cuatro objetivos científicos: ¿Cuáles son las condiciones para la vida y la formación de planetas?; ¿Cómo funciona el Sistema Solar?; ¿Cuáles son las leyes fundamentales del universo?; y ¿Cómo empezó el universo y de qué está hecho?.