Actualizado 17/03/2010 14:15

Garmendia descarta un Pacto de Estado por la Ciencia

Cristina Garmendia
EP

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, descarta proponer un Pacto de Estado en materia de Ciencia por considerar que éstos pueden "generar titulares" que, precisamente, "suponen barreras para el verdadero pacto".

En una entrevista a RNE recogida por Europa Press, señaló que lo "fundamental" será llegar a "un acuerdo parlamentario con gran consenso", en el momento en el que haya que aprobar la futura Ley de Ciencia. Para ello, indicó que están trabajando con todos los agentes económicos y sociales que desarrollan la ciencia en España, así como con los diferentes grupos parlamentarios.

Asimismo, aseguró que el objetivo es que esta ley cumpla la función de su predecesora, una norma que ha estado vigente 24 años con un "magnífico resultado", que es el que "ha llevado a España a ocupar la novena posición en producción científica".

Además, aseguró que "un cambio de modelo no se improvisa" e insistió en que el Gobierno ha ayudado a preparar el cambio con una inversión de 50 mil millones de euros en los últimos cinco años, para la creación de infraestructuras de ciencia y de proyectos de investigación punteros en el contexto internacional, que ayuden también a "eliminar barreras a la transferencia de ese conocimiento".

UNA NUEVA ESTRATEGIA ESTATAL DE INNOVACIÓN

Por otra parte, Garmendia destacó que una de las novedades de la futura Ley de Ciencia será el desarrollo de una estrategia estatal de innovación, un "nuevo instrumento" que estará coordinado entre el Estado y las comunidades autónomas, con el objetivo de "estimular la inversión privada en actividades de I+D+I, que es uno de los déficit que tiene el sistema".

Otra de las "grandes apuestas" de la ministra es la de articular una "carrera científica estable, basada en méritos y reconocida socialmente", así como un sistema de financiación "más ágil y flexible". Sin embargo, advirtió de que "cuando uno intenta establecer una carrera estable basada en la excelencia, hay voces que abogan por la estabilidad y otros por la excelencia y que en el equilibrio no se encuentran cómodas".

En cualquier caso la ministra apostó por este equilibro como la clave del éxito y justificó este sistema por entender que "si sólo se valorara el desempeño del trabajo y la excelencia, no se despertarían vocaciones entre los más jóvenes pese a llegar a ser más competitivos".

Por último, reclamó un "gran salto" en una cultura "inmovilista" de la sociedad española, una actitud que, según explicó Garmendia, "está penalizando al país". "España tiene que internacionalizar la educación, la cultura, la ciencia y la actividad empresarial, porque tiene un déficit que hay que corregir", concluyó.