Actualizado 17/02/2007 16:47 CET

La Generalitat reclama que "no se banalicen" las intervenciones de cirugía estética

MARTORELL (BARCELONA), 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Salud de la Generalitat, Marina Geli, alertó hoy del riesgo de "banalización" de las intervenciones de cirugía estética en relación con el caso de las dos muertes registradas en tan sólo una semana en el Hospital Evangèlic de Barcelona.

Geli afirmó, durante una visita a Martorell, que los ciudadanos deben tener toda la información en relación a los riesgos que puede tener una operación y se mostró abierta a revisar el papel de su departamento en esta cuestión.

Según la consellera, en los próximos días la Generalitat dará a conocer los resultados de la investigación abierta al Hospital Evangèlic. "Informaremos con brevedad, pero tenemos que darnos un poco de tiempo para acabar de ver los procedimientos y la protocolización necesaria de estas informaciones", afirmó la consellera que destacó que el cierre de dos quirófanos del hospital "no presupone que haya existido negligencia".

Marina Geli aseguró que la Conselleria de Salud atorga autorizaciones a los centros privados para realizar operaciones de cirugía estética "con una gran rigurosidad" y recordó que el Hospital Evangèlic "tiene la autorización en regla".

La consellera hizo especial hincapié en la necesidad de "no banalizar las intervenciones de cirugía estética. Los ciudadanos deben ser exigentes a la hora de ser informados de los riesgos que puede tener la cirugía estética o cualquier otro tipo de intervención, ya que toda operación tiene un riesgo".

Geli afirmó que "quizás sí que desde la Conselleria de Salud debemos tener un procedimiento en este sentido, pero siempre hay la responsabilidad individual de saber que cualquier intervención tiene un riesgo".

La consellera hizo estas afirmaciones en Martorell, donde inauguró el nuevo Centro de Atención Primaria Torrent de Llops. El centro cuenta con 912 metros cuadrados y ha supuesto la inversión de 1,6 millones de euros.