Actualizado 05/11/2014 18:29:51 +00:00 CET

Un mamífero parecido a la marmota alumbra la evolución de los mamíferos

Vintana sertichi
Foto: LUCI BETTI-NASH

MADRID, 5 Nov. (@CIENCIAPLUS) -

   El descubrimiento de un cráneo fosilizado de una criatura similar a la marmota de hace entre 66 y 70 millones de años en Madagascar ha permitido nuevos análisis de la forma de vida del mamífero más grande conocido de su tiempo.

    El estudio ha sido realizado por un equipo de especialistas, entre ellos la bióloga Elizabeth Dumont, de la Universidad de Massachusetts Amherst, Estados Unidos, experta en la estructura de la mandíbula y la mecánica de la mordedura.

   El cráneo de este animal, llamado 'Vintana sertichi', fue encontrado en una formación geológica depositada cuando una gran variedad de dinosaurios vagaban por la tierra. Con un cráneo que tiene unos 125 mm de largo, este ejemplar tenía el doble de tamaño que otros mamíferos del supercontinente sur, Gondwana, durante la Era de los Dinosaurios. Los autores estiman una masa corporal de aproximadamente 9 kilogramos, como describen en un artículo en 'Nature'.

   El cráneo bien conservado permite una gran cantidad de conocimientos sobre los hábitos de vida y las relaciones de los primeros mamíferos de la edad del Cretácico Superior, según Dumont. "Mi parte en este gran esfuerzo interdisciplinario era reconstruir el cráneo y modelar la mecánica de la masticación y estimar la capacidad del animal para comer diferentes tipos de alimentos", explica esta investigadora.

   Dumont y su asistente Dan Pulaski reconstruyeron el cráneo mediante imágenes de tomografía computarizada (TC) moviendo cuidadosamente los fragmentos de hueso en su lugar y rellenando la falta hueso con imágenes reproducidas como el reflejo en un espejo del mismo hueso del otro lado del cráneo. Dumont reconstruyó los músculos de la masticación comparándolos con los roedores que viven y usando modelos basados ??en la ingeniería para predecir cómo se movían las mandíbulas y la fuerza con la que el animal podría morder.

   Los masivos músculos de la masticación de 'Vintana' movían la mandíbula hacia arriba y hacia atrás y probablemente producían fuerzas de mordida más fuertes que los roedores de tamaño corporal similar que viven hoy en día. Teniendo en cuenta las características de sus mandíbulas y dientes y análisis hechos por Dumont y otros expertos, los autores de este trabajo creen que tenía una dieta centrada en raíces, semillas o frutos como la nuez.

   'Vintana' pertenece a un grupo de los primeros mamíferos conocidos como gondwanaterios, hasta ahora conocido sólo gracias a dientes aislados y algunos fragmentos de la mandíbula. Por ello, el cráneo bien preservado permite la primera visión clara de los hábitos de vida y las relaciones de este clado de mamíferos que vivieron en el hemisferio sur.

   Dumont y el autor principal, el paleontólogo David Krause, de la Universidad de Stony Brook, en Nueva York, Estados Unidos, están de acuerdo en que el descubrimiento aporta ideas biológicas sobre la evolución del árbol de familia de los mamíferos. Según Krause, 'Vintana' "da nueva forma a algunas ramas importantes" de ese árbol, agrupando a los gondwanaterios con otros que han sido "muy difícil de ubicar".

   "No sabemos casi nada acerca de la evolución temprana de los mamíferos en los continentes del sur. Este descubrimiento, de un tiempo y un área del mundo que están muy pobremente muestreados, pone de relieve lo poco que sabemos. Ningún paleontólogo podría haberse acercado a predecir la extraña mezcla de características anatómicas que expone este cráneo", subraya Krause.

   Krause y sus colegas descubrieron el cráneo en 2010 por casualidad, tratándose del tercer cráneo de mamífero del Cretácico que se ha recuperado en el hemisferio sur. Los autores de la investigación realizaron un análisis exhaustivo del cráneo mediante tomografía electrónica de barrido y microscopía microcomputarizada para revelar detalles anatómicos muy pequeños en áreas como la caja craneana, la cavidad nasal y el oído interno, de los que se conoce poco en casi todos los primeros mamíferos.

   Dumont y sus colegas compararon el cráneo con el de cientos de otros mamíferos fósiles y existentes y concluyeron que probablemente tenía los ojos grandes, capacidad para oír sonidos de alta frecuencia y un buen sentido del olfato.

   Con la incorporación de esta nueva información sobre la anatomía craneal de los gondwanaterios, que eran completamente desconocidos previamente, los investigadores también exploraron sus posibles relaciones con otros mamíferos tempranos. Su estudio es el primero en encontrar pruebas sólidas de que 'Vintana' probablemente estaba estrechamente relacionado con los multituberculados, los mamíferos contemporáneos de los dinosaurios más exitosos en los continentes del norte y los primeros herbívoros conocidos como 'Haramiyida'.

   Madagascar ha sido una isla durante 20 millones de años antes a la época en la que se depositaron los estratos que contienen restos de 'Vintana'. Los investigadores teorizan con que las características primitivas e inusuales de su cráneo son legados de la antigua masa de tierra que se separó de África, la Antártida y Australia, y, finalmente, el subcontinente indio.

Para leer más