Pintar los tejados de blanco interrumpe el hidroclima regional

Actualizado 07/09/2012 21:02:04 CET
Isla de calor
NASA

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Arizona afirma que una de las formas de combatir el calentamiento resultante de la expansión megapolitana -mayor durante el verano y menor en invierno - que consiste en pintar los tejados de blanco, interrumpe el hidroclima regional. El estudio pone de relieve la necesidad de una evaluación de las ventajas y desventajas asociadas a la lucha contra el efecto 'isla de calor urbano' (UHI, por sus siglas en inglés). La investigación ha sido publicada en 'Environmental Research Letters'.

En el estudio, el profesor Matei Georgescu, autor principal del artículo, trabajó junto a Alex Mahalov y Mohamed Moustaoui, profesores en la Facultad de Ciencias Matemáticas y Estadística en la Universidad Estatal de Arizona.

"Hemos observado que el aumento de la reflectividad de los edificios con tejados blancos es una forma efectiva de reducir las temperaturas medias más altas causadas por la expansión urbana", afirma Matei Georgescu, profesor en la Facultad de Ciencias Geográficas y Planificación Urbana de la Universidad Estatal de Arizona. Sin embargo, según señala el investigador, "el aumento de la reflectividad también modifica los procesos hidroclimáticos y, en el caso de Sun Corridor (el área megapolitana de más rápido crecimiento en Estados Unidos), puede conducir a una reducción significativa de las precipitaciones".

El documento se centra en el área de Sun Corridor, en Arizona. Situada en un entorno semi-árido, Sun Corridor está compuesta por cuatro áreas metropolitanas: Phoenix, Tucson, Prescott y Nogales. Ya que se espera que esta población supere los 9 millones de personas en 2040, esta rápida expansión megapolitana ofrece la oportunidad de identificar las ventajas y desventajas de la expansión sostenible del entorno construido.

Los autores utilizaron las proyecciones de crecimiento de Sun Corridor para 2050 desarrolladas por la Asociación de Gobiernos de Maricopa - la agencia regional para el área metropolitana de Phoenix que provee planificación orientativa sostenible a largo plazo. Los expertos llevaron a cabo experimentos numéricos a escala continental comparando las proyecciones de Sun Corridor para 2050, con su situación actual.

"En un escenario de máxima expansión, el mayor calentamiento se produce durante el verano, y sigue siendo considerable durante la primavera y el otoño. En un escenario de expansión mínimo, el calentamiento máximo durante el verano se reduce, aunque sigue siendo significativo, y persiste durante la primavera y el otoño", explica Georgescu.

Considerando que investigaciones anteriores han demostrado la contribución de los tejados blancos como un enfoque eficaz de mitigación del efecto UHI, este trabajo pone de relieve la necesidad de evaluar sus impactos en términos generales mediante la exploración de las consecuencias que se extienden a la hidrología y la lluvia.

"El desarrollo realmente sostenible tendrá que considerar los impactos que se extienden más allá de la temperatura promedio", concluye Georgescu, quien añade que "un paso crucial en este enfoque es la identificación de la posible adaptación y las estrategias de mitigación -y la evaluación de sus ventajas y desventajas- con el fin de tomar decisiones inteligentes con mínimas consecuencias perjudiciales".