Actualizado 26/01/2010 20:06

'Proba-2' comienza a enviar sus primeras imágenes del Sol

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El 'minisatélite' 'Proba-2' lanzado por la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) el pasado mes de noviembre ha comenzado a enviar sus primeras observaciones del Sol con un resultado "muy satisfactorio", según explicó el Real Observatorio de Bélgica, que se encarga del seguimiento del proyecto.

Durante sus primeros tres meses en órbita, un equipo humano "relativamente modesto" se ha encargado de ajustar uno a uno todos los sistemas con que está equipado este satélite que apenas ocupa un metro cúbico, para poder dar comienzo a su "vida laboral", conforme explicaron los expertos del Observatorio belga.

Este minisatélite es el último proyecto de la ESA en materia de autonomía en sistemas de a bordo y fue construido por la empresa Verhaert Espacio, cuyo portavoz, Frank Preud'homme destacó que se trata de un sistema capaz de supervisar su propio funcionamiento día a día.

La importancia de Proba-2 reside en que se trata de un paso previo a las misiones que la ESA desarrollará a lo largo de la próxima década, ya que con su puesta en órbita, se pondrán a prueba hasta 17 nuevas tecnologías.

"La mayor parte de estas tecnologías han sido ya activadas y estamos muy satisfechos de comprobar que los primeros datos que hemos recibido son muy buenos", señaló el director técnico y de calidad de la ESA, Michel Courtois, para incidir en que el 'Proba-2' "está demostrando que se puede probar tecnología en órbita".

La función del minisatélite será "similar a la de un observatorio solar", pues cuenta con dos sistemas de monitorización de la estrella capaces de detectar "todos los eventos solares significativos" y documentarlos gráficamente, informó la ESA.