Actualizado 24/12/2010 15:32 CET

Rhea, vista por Cassini como nunca

Rhea
NASA/JPL

MADRID, 24 Dic. (EUROPA PRESS) -

Nuevas imágenes de Rhea, la segunda luna más grande de Saturno, obtenidas por la nave Cassini de la NASA, muestran unas vistas espectaculares de las fracturas de corte a través de los cráteres en la superficie, revelando una historia de aparatosa tectónica. Las imágenes están entre las de más alta resolución jamás obtenidas de Rhea.

Capturadas en sobrevuelos el 21 de noviembre de 2009 y el 2 de marzo 2010, se puede encontrar en http://www.nasa.gov/cassini, http://saturn.jpl.nasa.gov y http://ciclops.org .

"Estos imágenes de la Cassini nos ayudan a poner esta luna de Saturno en el contexto del árbol familiar geológico de las lunas", dijo Paul Helfenstein, investigador asociado al equipo de Cassini con sede en la Universidad de Cornell. "Desde que la misión de la NASA Voyager visitó Saturno, los científicos han pensado en Rea y Dione como primos cercanos, con algunas diferencias en tamaño y densidad. Las nuevas imágenes nos muestran que son más como hermanos gemelos, donde el parecido es más profunda. Esto probablemente viene de su cercanía en órbita", agregó.

Durante el sobrevuelo de marzo, Cassini hizo su enfoque más cercano a la superficie de Rea hasta el momento, a solo 100 kilómetros de la luna. Basándose en estas observaciones, sin embargo, los científicos han descartado la posibilidad de que Rea actualmente pudiera tener un pequeño anillo por encima de su ecuador.

Estos acercamientos, sin embargo dieron unas vistas únicas de otras características de la luna, incluidas las que se encuentran entre las mejores jamás obtenidas del lado de Rhea que siempre mira hacia Saturno. Otras vistas muestran una tenue red de brillantes fracturas que ya fueron vistas en otra parte de Rhea por las dos naves Voyager en 1980 y 1981.

En ese momento, los científicos pensaron que las marcas tenues en los hemisferios de Rhea y la vecina luna Dione eran posibles depósitos criovolcánicos, o el residuo de material helado en erupción. La baja resolución de las imágenes del Voyager impidió una inspección más cercana de estas regiones. Las nuevas imágenes han mostrado que las marcas tenues son en realidad las exposiciones de hielo brillante a lo largo de las escarpadas paredes de los escarpes de largo, o las líneas de los acantilados, que indican actividad tectónica produce las características en lugar de criovulcanismo.