Actualizado 29/12/2010 14:54

SOHO ya ha descubierto 2.000 cometas

cometa
NASA/ESA/SOHO

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Mientras en la Tierra se prepara el Año Nuevo, una nave espacial de la NASA y la Agencia Espacial Europea ha conseguido silenciosamente alcanzar un nuevo hito: El telescopio SOHO (Solar and Heliospheric Observatory) descubrió el pasado 26 de diciembre su cometa número 2.000.

Con la ayuda de científicos de todo el mundo, SOHO se ha convertido en el mayor buscador de cometas de todos los tiempos. Esto es más impresionante si se tiene en cuenta que SOHO no fue diseñado específicamente para buscar cometas, sino para controlar el sol.

"Desde su lanzamiento el 2 de diciembre de 1995, para observar el Sol, SOHO ha más que duplicado el número de cometas cuya orbita se ha determinado a lo largo de los últimos 300 años", dice Joe Gurman, científico del proyecto SOHO en el Centro Goddard de la NASA.

Por supuesto, no es SOHO el que descubre que los cometas, sino decenas de voluntarios astrónomos aficionados que diariamente escudriñan las luces difusas que aparecen en las imágenes del espectrómetro de coronógrafo de gran angular (LASCO) a bordo del observatorio. Más de 70 personas en representación de 18 países diferentes han ayudado a determinar la posición de los cometas en los últimos 15 años buscando a través de las imágenes de SOHO a disposición del público en Internet.

Los cometas 1999a y 2000a fueron descubiertas el 26 de diciembre por Michal Kusiak, un estudiante de astronomía en la Universidad Jagellónica de Cracovia, Polonia. Kusiak encontró su primer cometa mediante SOHO en noviembre de 2007 y desde entonces ha encontrado más de 100.

"Hay un montón de gente que lo hace," dice Karl Battams que ha estado a cargo de ejecutar el sitio web de SOHO. "Lo hacen de forma gratuita, y si no fuera por estas personas, la mayoría de estas cosas nunca vería la luz del día."

Battams recibe informes de las personas que piensan que uno de los puntos en las imágenes parecen tener el tamaño y brillo correctos en dirección hacia el. Si se confirma el hallazgo, le da a cada cometa un número oficial, y luego envía la información al Centro de Planetas Menores en Cambridge, Massachusetts, que clasifica los pequeños cuerpos celestes y sus órbitas.

LASCO no fue diseñado principalmente para detectar cometas. Los bloques de la cámara LASCO estudian la parte más brillante del sol para ver mejor las emisiones en la atmósfera o corona del Sol. Con la superficie del Sol bloqueada, también es mucho más fácil ver objetos más tenues, como los cometas.

"Pero definitivamente hay una gran cantidad de ciencia que viene con estos cometas", dice Battams. "En primer lugar, ahora sabemos que hay muchos más cometas en el sistema solar interior de lo que antes éramos conscientes, y que nos puede decir mucho acerca de dónde vienen y cómo se formaron originalmente. Se puede decir que muchos de estos cometas tienen un origen común". En efecto, según Battams, un total del 85% de los cometas descubiertos con LASCO se cree que proceden de un solo grupo conocido como la familia Kreutz, restos de un cometa grande que se separó hace varios cientos de años.