El campo magnético de Mercurio cambia de manera sorprendente

Actualizado 09/09/2019 12:57:28 CET
Cráter Rustabeli en Mercurio
Cráter Rustabeli en Mercurio - NASA/JOHNS HOPKINS UNIVERSITY APPLIED PHYSICS LABO

   MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La ubicación del campo magnético de Mercurio ha cambiado con el tiempo de manera sorprendente, según una nueva investigación sobre cráteres de impacto en la superficie del planeta.

   Al igual que la Tierra, Mercurio tiene un núcleo metálico líquido. En la Tierra, nuestros polos magnéticos norte y sur se desplazan entre aproximadamente 10 y 60 kilómetros por año, y la orientación del campo magnético de nuestro planeta ha cambiado más de 100 veces en el transcurso de sus 4.500 millones de años.

   La investigadora de la ESA Joana S. Oliveira utilizó datos de la misión MESSENGER de la NASA, que orbitó Mercurio entre 2011 y 2015, para tratar de comprender mejor la historia magnética del planeta más interior de nuestro sistema. Los resultados del estudio ayudarán a completar las investigaciones que realizará la misión conjunta ESA / JAXA BepiColombo que se encuentra en ruta hacia el planeta y llegará en 2025.

   Los científicos usan rocas para estudiar cómo evolucionan los campos magnéticos de los planetas. Las rocas volcánicas creadas a partir de la lava de enfriamiento, o las rocas que se han fundido en grandes eventos de impacto son herramientas particularmente útiles. A medida que las rocas se enfrían, cualquier material magnético contenido con ellas se alinea con el campo actual, preservando la dirección y la posición del campo magnético del planeta como una instantánea en el tiempo.

   Oliveira y sus colegas utilizaron observaciones de naves espaciales de cinco cráteres con irregularidades magnéticas. Arriba se muestra uno de los cráteres, llamado Rustaveli y encontrado en el hemisferio norte. Se sospechaba que los cráteres se habían formado durante un tiempo con una orientación de campo magnético central diferente a la de hoy. Los investigadores modelaron el antiguo campo magnético de Mercurio basado en los datos del cráter para estimar las ubicaciones potenciales de los polos en el pasado, informa la ESA.

   Descubrieron que estaban lejos de la posición actual y podrían haber cambiado a lo largo del tiempo. Esperaban que los polos se agruparan en dos puntos más cercanos al eje de rotación de Mercurio en el norte geográfico y sur del planeta. Sin embargo, los polos se distribuyeron al azar y todos se encontraron en el hemisferio sur. Los polos antiguos no se alinean con el polo norte magnético actual de Mercurio o el sur geográfico, lo que indica que el campo magnético dipolar del planeta se ha movido.

   Si bien no es inusual que cambie el campo de un planeta, los nuevos resultados refuerzan la idea de que la evolución magnética de Mercurio fue muy diferente a la de la Tierra. Los orbitadores científicos duales de la misión BepiColombo recopilarán datos únicos de campo magnético y posiblemente reducirán las conclusiones del estudio, al tiempo que nos ayudarán a ubicar la evolución magnética de nuestro propio planeta en contexto.

   La nueva investigación se publica en el Journal of Geophysical Research.

Contador