Errores humanos retrasan a 2021 el lanzamiento del telescopio James Webb

Telescopio James Webb
NASA
Actualizado 28/06/2018 13:35:09 CET

   MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La NASA ha establecido el 30 de marzo de 2021 como nueva fecha de lanzamiento para el telescopio espacial James Webb (JWST); un retraso de 10 meses, debido a problemas técnicos, incluidos errores humanos.

   Un informe emitido por la junta de revisión establecida por la NASA para evaluar el progreso del proyecto de la misión, considerada el principal observatorio científico del mundo, aborda una variedad de factores que influyen en el cronograma y el rendimiento de Webb, incluidos los desafíos técnicos y las tareas que le quedan al contratista principal Northrop Grumman antes del lanzamiento.

   "Webb debe continuar en función de su extraordinario potencial científico y su papel fundamental en el mantenimiento del liderazgo de los EE.UU. en astronomía y astrofísica", dijo en un comunicado Tom Young, presidente de la junta de revisión. "Garantizar que cada elemento de Webb funcione correctamente antes de que llegue al espacio es fundamental para su éxito", añadió en relación al nuevo calendario de lanzamiento.

   La junta también reafirmó la significativa complejidad de Webb, su increíble potencial científico e importancia para la astrofísica. El informe incluye varias recomendaciones para avanzar, algunas de las cuales la NASA ya ha iniciado. La agencia está de acuerdo con la orientación experta de la junta de revisión sobre los pasos decisivos necesarios para salvaguardar y completar el desarrollo del telescopio.

   En su informe, la junta concluye que los problemas técnicos, incluidos los errores humanos, han tenido un gran impacto en el cronograma de desarrollo.

   La agencia estableció el nuevo cálculo de la fecha de lanzamiento para acomodar los cambios en el cronograma debido a las pruebas ambientales y los desafíos de rendimiento laboral de Northrop Grumman en el sistema de protección solar y propulsión de la nave espacial. El nuevo costo total del ciclo de vida del telescopio, para respaldar la fecha de lanzamiento revisada, se estima en 9.660 millones de dólares; su nuevo cálculo del coste de desarrollo es de 8.800 millones de dólares.

CIENCIA DE CLASE MUNDIAL

   Desde detectar la luz de las primeras estrellas y galaxias en el universo distante, hasta explorar las atmósferas de los exoplanetas en busca de posibles signos de habitabilidad, la ciencia de clase mundial de Webb no solo arrojará luz sobre los muchos misterios del universo, sino que también complementará y mejorar aún más los descubrimientos de otros proyectos de astrofísica.

   Primer telescopio de este tipo, y una hazaña de ingeniería sin precedentes, según la NASA, Webb está a la vanguardia de la innovación y el desarrollo tecnológico. En su concepción, se anticiparon desafíos para un observatorio único de su tamaño y magnitud. Webb fue diseñado con instrumentos altamente sofisticados para responder a las preguntas más fundamentales sobre nuestros orígenes cósmicos.

   Webb será plegado, al estilo origami, para su lanzamiento dentro del carenado del cohete Ariane 5, que tiene unos 5 metros de ancho. Después de su lanzamiento, el observatorio completará una intrincada serie de despliegues técnicamente desafiantes, una de las partes más críticas del viaje de Webb a su órbita final, a aproximadamente 1,5 millones de kilómetros de la Tierra. Cuando esté completamente desplegado, el espejo primario de Webb tendrá una extensión de más de 6,5 metros y su protector contra el sol será aproximadamente del tamaño de una cancha de tenis.

   Debido a su tamaño y complejidad, el proceso de integración y prueba de piezas es más complicado que el de una misión científica promedio. Una vez que el elemento de la nave espacial haya completado su batería de pruebas, se integrará con el telescopio y el elemento del instrumento de ciencias, que pasó sus pruebas el año pasado.

   El observatorio totalmente ensamblado se someterá a una serie de pruebas ambientales desafiantes y una prueba final de despliegue antes de que se envíe al sitio de lanzamiento en Kourou, Guayana Francesa.