Actualizado 20/05/2015 10:58 CET

El Pentágono cree que China probó en 2013 un cohete para destruir satélites

Cohete chino
Foto: CNSA

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

   El Departamento de Defensa de Estados Unidos sugiere que un lanzamiento espacial chino de mayo de 2013 probó una tecnología para contrarrestar o destruir satélites en órbita geoestacionaria.

   China calificó la misión de científica, pero la Fuerza Aérea de Estados Unidos dijo que la trayectoria del vehículo era incompatible con esa explicación. En un comunicado difundido poco después del lanzamiento, se explicó que el cohete se subió a una altitud casi de órbita geosíncrona - 36.000 kilómetros de altura -, pero todos los objetos asociados a la puesta en marcha posteriormente volvieron a entrar en la atmósfera. En esa órbita se emplazan numerosos satélites de comunicaciones, civiles y militares.

   En su último informe anual sobre el poder militar de China, publicado el 8 de mayo, el Pentágono concluye que "el perfil de lanzamiento no era compatible con los vehículos espaciales tradicionales, misiles balísticos o cohetes utilizados para la investigación científica", dijo el informe. "Podría, sin embargo, tratarse de una prueba de tecnologías con una misión en la órbita geosíncrona".

   Oficiales de la Fuerza Aérea y del Departamento de Defensa han advertido en repetidas ocasiones en el último año sobre el crecimiento de las amenazas de China y Rusia a las capacidades satelitales. En el caso de China, estos funcionarios han citado en primer lugar dos eventos: la destrucción deliberada de China en 2007 de uno de sus propios satélites en órbita baja con un misil lanzado desde tierra; y una prueba anti-satélite "no destructiva" en 2014.

    De acuerdo con un comunicado de prensa de 2013 del Centro Nacional de Ciencias del Espacio de la Academia de Ciencias de China, el cohete sonda fue lanzado desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang y llevó cargas útiles para el estudio de las partículas de alta energía en la atmósfera superior y el espacio cercano a la Tierra.

Para leer más