Primer satélite español de observación de la Tierra de muy alta resolución

Deimos-2
Foto: ELECNOR DEIMOS
Actualizado 18/06/2014 14:03:05 CET

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Elecnor Deimos, el área tecnológica de la compañía Elecnor, está a punto de culminar uno de los proyectos aeroespaciales más ambiciosos emprendidos en España: la puesta en órbita del primer satélite español de muy alta resolución, el DEIMOS-2, que ha supuesto una inversión de 60 millones de euros.

   El lanzamiento ha sido programado este jueves desde el Complejo de Lanzamiento de Yasni, en Rusia, donde un lanzador ruso-ucraniano, llamado Dnepr, lo pondrá en órbita. Una vez allí se espera que capte imágenes precisas de la superficie terrestre durante al menos los próximos 7 años.

   El desarrollo de esta misión se ha realizado en un tiempo récord de tres años. Una vez en servicio, DEIMOS-2 va a participar en diversos proyectos, todos ellos al servicio de la sociedad. Dará información muy precisa a peticiones de clientes (principalmente gobiernos y grandes empresas) que soliciten imágenes para los ámbitos de: agricultura; medio ambiente; cambio climático; control de crisis y protección civil (incendios o inundaciones); así como defensa, inteligencia y control de fronteras.

   Este nuevo satélite, pancromático y multiespectral, de 300 kilogramos de peso y unas dimensiones de 2 metros de alto por 1,5 metros de ancho, incorpora una cámara que consigue imágenes de gran precisión y detalle, con 75 centímetros de resolución y con una capacidad de 150.000 kilómetros cuadrados al día a esta resolución con bandas RGB; NIR y Pancromática.

   Si se compara un pixel de una imagen tomada por el primer satélite que lanzó la compañía en 2009, DEIMOS-1, con los que obtendrá el DEIMOS-2, se consiguen 800 veces más datos y detalles de la zona.

   El director general de Elecnor Deimos, Miguel Belló, ha explicado que "el objetivo de DEIMOS-2 es mejorar el conocimiento de los fenómenos naturales que ocurren en el planeta y contribuir a prevenir y gestionar posibles crisis de carácter natural".

   "Por ejemplo, ayudará a mejorar la producción agrícola ya que permitirá dar recomendaciones sobre cantidades de fertilizantes, zonas de aplicación, usos de riego, con lo que se contribuirá a cuidar el medio ambiente, pero también servirá para controlar y medir el cambio climático, la deforestación y tendrá utilidad para defensa, inteligencia e incluso ayuda humanitaria, entre otras múltiples aplicaciones", ha añadido.

LA SEGUNDA MISIÓN PROPIA DE ELECNOR DEIMOS

   El primer satélite desarrollado por la compañía fue DEIMOS-1, que destacó por ser el primero español de observación de la Tierra y el primero europeo de iniciativa íntegramente privada. Se puso en órbita en julio de 2009 y a lo largo de estos cinco años ha ayudado en sectores como la agricultura, el medio ambiente y la mitigación del efecto de desastres naturales.

   DEIMOS-1 dispone de un sensor que proporcionan imágenes con un ancho de barrido de 620 kilómetros y cubre una superficie de 4.000.000 kilómetros cuadrados al día.