Publicado 03/02/2014 18:59:43 +01:00CET

El CSIC se alía con las empresas para retener en España a los jóvenes investigadores "más brillantes"

Lora-Tamayo destaca que, en 2012 y 2013, 950 doctores terminaron su contrato con el organismo y solo se han repuesto "dos o tres docenas"

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Fundación CSIC han presentado este lunes el programa 'ComFuturo', una iniciativa que supone la alianza del CSIC con destacadas empresas del país para retener en el sistema español de ciencia y tecnología a los jóvenes investigadores "más brillantes".

Concretamente, el acuerdo es que los proyectos, seleccionados por un riguroso proceso de evaluación, sean financiados con 150.000 euros por la empresas durante los próximos tres años. Por su parte, el CSIC cede sus laboratorios para que los investigadores puedan trabajar con los medios necesarios.

El presidente del organismo, Emilio Lora-Tamayo, ha explicado que esos 150.000 euros incluyen el salario del científico (un 70-72% del presupuesto), más una cantidad que corresponde a los gastos corrientes mínimos que tiene un investigador (24%), más los gastos de gestión (3-4%). Además, ha apuntado que al ser proyectos "novedosos y competitivos" cuentan con que si se presenta a alguna convocatorias "también podrá sumar otro tipo de subvención".

Esta iniciativa arranca con dos empresas que ya se han comprometido a integrarse en 'Comfuturo' antes de su presentación oficial: Banco Santander financiara cinco contratos y Aquology sufragará uno. Al acto del CSIC han acudido también representantes de más de medio centenar de corporaciones de diferentes sectores interesadas en el proyecto, entre las que destacan Abengoa, Zeltia, Accenture, Mapfre, Repsol, Acciona, Grupo Telefónica, Pfizer, Pons, Iberdrola, Indra, Nestlè España, IBM España, Gas Natural Fenosa, Procter & Gamble, Banco Popular, BSH Electrodomesticos España, Cementos Portland, Ficosa o Fomento de Construcciones Y Contratas, entre otros.

PREOCUPACIÓN POR EL ABANDONO DE JÓVENES

Lora-Tamayo ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que esta iniciativa nace tras "la constatación de los problemas de financiación, tanto del sistema público, como del CSIC" y ante la "preocupación por la situación de los jóvenes españoles que, en muchos casos, abandonan la carrera o se marchan cuando ya tienen una formación: cuando son doctores o recién licenciados".

Según ha indicado al respecto, en los años 2012 y 2013 unos 950 doctores han acabado sus contratos con el consejo y, "de ellos, sólo se han podido incorporar dos o tres docenas".

Ante esta situación, el CSIC quería 'premiar' a los jóvenes científicos que, a su juicio, son "los que hacen las mejores y mayores contribuciones". "España está perdiendo por ahí una fuerza muy importante", ha apuntado el presidente del CSIC, quien ha añadido que hay que "evitar perder" a estos "jóvenes emprendedores que son clave para afianzar el presente y para el futuro".

"Este programa debe contribuir a reducir los abandonos forzados del sistema científico público por parte de excelentes doctores jóvenes, con acreditadas cualidades para desarrollar proyectos de impacto y elevada aplicabilidad. Gracias a la ayuda del sector empresarial podrá darse continuidad a extraordinarias carreras científicas, que corremos el riesgo de perder", ha destacado.

De esta forma el CSIC apuesta por la juventud del país a la que considera "altamente preparada" y "muy necesaria para restaurar el tejido empresarial del país", ha apuntado el presidente del organismo.

La presentación ha contado con la participación del director general de la Fundación General CSIC, Miguel García Guerrero, el presidente de la Fundación Cotec, Juan Miguel Villar Mir y la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, que ha ensalzado el nuevo programa y ha explicado la necesidad de más iniciativas como esta.

LA PARTICIPACIÓN PRIVADA, EL "DÉFICIT" DE LA CIENCIA

"Uno de los mayores déficit de la ciencia española es la escasa participación privada tanto en la ejecución como en la financiación de la I+D. Por eso necesitamos que las relaciones como la que hoy se establece entre el CSIC y las empresas se intensifiquen, algo de lo que toda la sociedad saldrá beneficiada", ha declarado.

Por su parte, García Guerrero ha destacado que "en el compromiso de la iniciativa privada con los valores de 'ComFuturo' se encuentra la clave para el éxito del programa". Del mismo modo, Villar Mir ha señalado que "en estas circunstancias, es lógico que nazca un programa como 'ComFuturo', cuyo objetivo es mitigar los efectos de la crisis recurriendo a aportaciones de las empresas". "Una aportación que no es completamente altruista, ya que, es esperable que una parte de los beneficios que generará para todo el país la actividad investigadora, también beneficie directamente a las empresas participantes", ha concluido.

Para leer más