La momia 'Otzi', la más antigua de Europa, protagoniza su propia película, una ficción sobre violencia y humanidad

La película estrena el 25 de enero
PRENSA ALEJANDRO MUÑOZ
Publicado 16/01/2019 15:03:35CET

   MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

   'Otzi', una momia de 5.300 años hallada en septiembre de 1991 por dos excursionistas alemanes en los Alpes de Ötztal, cerca de Hauslabjoch, ya tiene su propia película gracias al director alemán Felix Randau, quien ha dicho que el filme "versa sobre el círculo de la violencia". Se podrá ver en los cines a partir del viernes 25 de enero.

   "Aunque la película está basada en una momia hallada en la vida real, se trata de una ficción que versa sobre el círculo de la violencia y de cómo el ser humano trata de escapar de ese círculo sobre el cual gira toda la historia de la humanidad", explica su director, que vuelve al séptimo arte después de nueve años sin hacer cine.

   Para sacar adelante el proyecto y que fuera "lo más auténtico posible", el cineasta ha pasado un año trabajando de la mano con científicos del Museo Arqueológico de South Tirol en Bolzano (Italia), donde se expone el cuerpo de Otzi desde su hallazgo en la frontera de Austria e Italia. "Todo lo que se ve en la película es auténtico, en mis investigaciones me asesoraron científicos e historiadores para que todo en la película fuera verosímil, pues estamos hablando de más de cinco mil años".

   El cuerpo ha llamado la atención por ser la momia humana natural más antigua de Europa y por su casi intacta preservación, gracias a la cual investigadores han podido conocer más de la Edad del Cobre.

   "Gracias a las pesquisas, pudimos confeccionar el primer borrador del guión durante dos o tres meses, luego empezamos a trabajar sobre ese boceto durante 12 meses al tiempo que seguimos investigando, pero las investigaciones no pararon sino hasta el primer día de rodaje", indica Randau, a quien le interesan "las historias que tuvieran un significado universal, como esta".

   La historia rondaba en su cabeza desde hace tres años, cuando encontró un ejemplar de hace 20 años de una famosa revista alemana cuya portada hablaba del también llamado 'Hombre de los hielos'. "Desde entonces me había preguntado por qué nadie había hecho películas sobre Otzi, si Otzi hubiera sido encontrado en Estados Unidos ya habría más de 50", agrega sobre el filme que además ha sido filmado en una lengua ficticia, sin subtítulos.

   En la película, Otzi lleva pantalones de cuero de cabra, un gorro de piel de oso pardo, y una capa de pieles de cabra y oveja entrecosidas. Lleva un hacha de cobre, un carcaj de flechas y una trampa para cazar conejos, y su cuerpo está cubierto por numerosos tatuajes.

   Preguntado sobre la similitud con la realidad, ha indicado que "el proceso ha estado asesorado por expertos que han ayudado a reproducir objetos que los pobladores de la zona sí utilizaban". Al respecto, ha comentado que "estas personas vivían en condiciones bastantes más desarrolladas de lo que imaginaba, un ejemplo es la cuerda que se utiliza para rescatar al protagonista de una cueva y que la gente ha pensado que era una cuerda moderna, no es así, ya había cuerdas parecidas".

"SE TRATA DEL ENFRENTAMIENTO HUMANO"

   El creador alemán ha precisado que no solo se trata de ciencia, sino que es una película espiritual sobre "el hombre y su relación con Dios" y sobre "el enfrentamiento humano".

   Sobre esto, ha dicho que "en el filme vemos como la violencia parte casi siempre del hombre como sexo masculino, y las mujeres son espectadoras o víctimas, y esto no es más que un reflejo del círculo de la violencia, un círculo vicioso, que ha motivado enfrentamientos entre los seres humanos".

   Ha opinado que "la violencia en el hombre es una disposición biológica existente en el ser masculino, y no es generada por la sociedad o la educación, al contrario de lo que se piensa", por eso en el filme hay "pequeños fetiches, cosas que se cree que son de valor, por las que se desencadenan guerras y se alteran las relaciones".

   "Por eso es tan visceral, porque hay violencia y hay humillación, al adversario no sólo se le debe vencer sino que hay que humillarlo, la humillación forma parte importante de la victoria y esa es una verdad que he querido transmitir", concluye.