Actualizado 27/11/2015 17:58 CET

Una extraña criatura revela ecosistemas complejos hace 555 millones de años

   MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Simulaciones por ordenador han permitido averiguar cómo un desconcertante organismo de 555 millones de años formó parte de un ecosistema más complejo de lo esperado para esa época.

   Un equipo de investigadores de Canadá, Reino Unido y Estados Unidos estudió fósiles de un organismo extinto llamado 'Tribrachidium'. Con un enfoque de modelado informático llamado dinámica de fluidos computacional, fueron capaces de demostrar que 'Tribrachidium' se alimentaba mediante la recopilación de las partículas en suspensión en el agua, conocida como alimentación de suspensión y que no había sido documentada en organismos de este periodo de tiempo.

    'Tribrachidium' vivió durante un período de tiempo llamado Ediacaran, que fue desde hace 635 millones a 541 millones de años y se caracteriza por una variedad de organismos complejos grandes, la mayoría de los cuales son difíciles de vincular a ninguna especie moderna. Antes, se pensaba que estos organismos formaron ecosistemas simples caracterizadas por sólo unos pocos modos de alimentación, pero el nuevo trabajo sugiere que eran capaces de alimentarse de otras maneras que antes no se habían planteado.

   El doctor Simon Darroch, profesor asistente en la Universidad de Vanderbilt, en Estados Unidos, explica: "Durante muchos años, los científicos han asumido que los organismos de la Tierra más antiguos complejos, que vivieron hace más de quinientos millones de años, se alimentaban sólo de una o dos formas diferentes. Nuestro estudio ha demostrado esto que no es así. 'Tribrachidium' y quizás otras especies hacían alimentación de suspensión. Esto demuestra que, contrariamente a nuestras expectativas, algunos de los primeros ecosistemas eran en realidad muy complejos".

   El coautor Marc Laflamme, profesor asistente en la Universidad de Toronto Mississauga, en Canadá, añade: "Tribrachidium' no se parece a ninguna especie moderna, por lo que ha sido muy difícil averiguar cómo era cuando estaba viva. La aplicación de técnicas de vanguardia, como la tomografía computarizada y la dinámica de fluidos computacional, nos permitió determinar, por primera vez, cómo se alimentó este organismo extinta desde hace mucho tiempo".

   La dinámica de fluidos computacional es un método para simular los flujos de fluidos que se utiliza comúnmente en la ingeniería, por ejemplo, en el diseño de aeronaves, pero esta es una de las primeras aplicaciones de la técnica en la paleontología, realizada como continuación de investigación previa llevada a cabo en la Universidad de Bristol, Reino Unido.

   El doctor Imran Rahman, investigador en la Escuela de Ciencias de la Tierra de Bristol, dice: "Las simulaciones por ordenador nos permitieron poner a prueba las teorías en conflicto sobre la alimentación en 'Tribrachidium'. Este enfoque tiene un gran potencial para mejorar nuestra comprensión de muchos organismos extintos".

   "Los métodos para analizar digitalmente fósiles en 3D se han vuelto cada vez más extendidos y accesibles en los últimos 20 años. Ahora podemos usar estos datos para hacer frente a cualquier número de preguntas sobre la biología y la ecología de organismos antiguos y modernos", añade otro de los autores, la doctora Rachel Racicot, investigadora postdoctoral en el Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles, Estados Unidos.