Festival británico del cerdo cerca de Stonehenge hace 4.500 años

Actualizado 14/03/2019 12:35:05 CET
Festival británico del cerdo cerca de Stonehenge hace 4.500 años
DIEGO DELSO/WIKIMEDIA

   MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Arqueólogos han descubierto evidencia de las primeras celebraciones a gran escala en Gran Bretaña, con personas y animales viajando cientos de kilómetros para banquetes rituales.

   El estudio, dirigido por Richard Madgwick de la Universidad de Cardiff, es el más completo hasta la fecha y examinó los huesos de 131 cerdos, el plato principal del banquete, de cuatro complejos del Neolítico Tardío (c. 2800-2400 aC).

   Al servicio de los monumentos mundialmente famosos de Stonehenge y Avebury, los cuatro sitios (Durrington Walls, Marden, Mount Pleasant y West Kennet Palisade Enclosures) organizaron los primeros eventos pan-británicos, fiestas que atrajeron a personas y animales de toda Gran Bretaña.

   Los resultados, presentados en Science Advances, muestran que los huesos de cerdo excavados en estos sitios fueron de animales criados tan lejos como Escocia, el noreste de Inglaterra y Gales Occidental, así como numerosos otros lugares en las Islas Británicas. Los investigadores creen que puede haber sido importante que los asistentes contribuyeran con animales criados localmente en sus hogares.

   Antes de ahora, los orígenes de las personas que participaron en los rituales en estos monumentos megalíticos y el alcance de los movimientos de la población en ese momento han sido viejos enigmas en la prehistoria británica.

   Richard Madgwick, de la Escuela de Historia, Arqueología y Religión, dijo: "Este estudio demuestra una escala de movimiento y nivel de complejidad social que no se apreciaba anteriormente".

   "Estas reuniones podrían considerarse como los primeros eventos culturales unidos de nuestra isla, con personas de todos los rincones de Gran Bretaña que descienden a las áreas alrededor de Stonehenge para deleitarse con alimentos que han sido especialmente criados y transportados desde sus hogares".

   Representando grandes hazañas de ingeniería y movilización de mano de obra, los complejos neolíticos de henge del sur de Gran Bretaña fueron el punto focal de grandes reuniones en el tercer milenio antes de Cristo. Los cerdos fueron el principal animal utilizado en el banquete y proporcionan la mejor indicación de dónde provienen las personas que festejaron en estos sitios, ya que casi no se han recuperado restos humanos.

   Mediante el análisis de isótopos, que identifica las señales químicas de los alimentos y el agua que los animales han consumido, los investigadores pudieron determinar las áreas geográficas donde se criaron los cerdos. El estudio ofrece la imagen más detallada hasta el momento del grado de movilidad en Gran Bretaña en el momento de Stonehenge.

   Madgwick dijo: "Podría decirse que el hallazgo más sorprendente es el esfuerzo que los participantes invirtieron en la contribución de cerdos que ellos mismos habían criado. Procurarlos en las cercanías de los lugares de fiesta habría sido relativamente fácil.

   "Los cerdos no son tan adecuados para el movimiento en la distancia como el ganado y el transporte, ya sea sacrificados o en la pezuña, a lo largo de cientos o incluso decenas de kilómetros, habría requerido un esfuerzo monumental.

   "Esto sugiere que se requerían contribuciones prescritas y que las reglas dictaban que los cerdos ofrecidos debían ser criados por los participantes del banquete, acompañándolos en su viaje, en lugar de ser adquiridos localmente".

Contador