Herramientas de ancestros humanos en Arabia son extrañamente recientes

Herramientas ascentrales excavadas en Saffaqah, Arabia
PALAEODESERTS (IAN R. CARTWRIGHT)
Publicado 29/11/2018 17:54:07CET

   MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Hace más de 1,5 millones de años, humanos primitivos hacían hachas de mano de piedra en un estilo conocido como Achelense, la tradición de fabricación de herramientas más duradera de la prehistoria.

   Una nueva investigación dirigida por el Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana, en Alemania, y la Comisión Saudita para el Turismo y el Patrimonio Nacional ha documentado una presencia de 'Achelense' en la Península Arábiga que data de hace menos de 190.000 años, revelando que el 'Achelense' árabe terminó justo antes o al mismo tiempo que las primeras dispersiones de 'Homo sapiens' en la región.

   Se ha prestado mucha atención a entender la propagación de nuestra propia especie, 'Homo sapiens', primero dentro de África y luego más allá; pero se ha prestado menos atención a los diversos grupos de primos evolutivos cercanos que vivían en Eurasia inmediatamente antes de la llegada del 'Homo sapiens'. Comprender esto es crítico porque las características espaciales y temporales de estos grupos revelan el paisaje humano y cultural que nuestra especie encontró al salir de África.

   En un artículo publicado en 'Scientific Reports', un equipo internacional de investigadores dirigido por el Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana y la Comisión Saudita para el Turismo y el Patrimonio Nacional informa de las primeras fechas obtenidas de un sitio de 'Achelense' en Arabia, el sitio de Saffaqah, situado en Arabia Saudita Central. Saffaqah es el primer sitio de 'Achelense' estratificado en la Península Arábiga y las fechas revelan que los primeros humanos ocuparon el sitio hasta hace al menos 190.000 años.

   Estas fechas son sorprendentemente recientes para una región conocida por figurar entre los ejemplos más antiguos de dicha tecnología fuera de África. Por ejemplo, las fechas de Levante documentan una antigua presencia de 'Achelense' desde hace 1,5 millones de años. A la inversa, el sitio de Saffaqah presenta las herramientas más jóvenes de 'Achelense' que se han encontrado en el suroeste de Asia.

UNA TECNOLOGÍA FLEXIBLE, VERSÁTIL Y EXITOSA

   Más de 500 herramientas de piedra, incluidas hachas de mano y otros artefactos conocidos como cuchillas, se recuperaron de los niveles de ocupación. Algunos de las lascas de piedra empleadas para fabricar hachas manuales se encontraban en un estado tan fresco que se recuperaron aun descansando sobre los nódulos de piedra de los que se habían desprendido. Estos y otros artefactos muestran que los primeros humanos responsables de hacerlos estaban fabricando herramientas de piedra en este sitio.

   "No es sorprendente que los primeros humanos vinieran aquí para hacer herramientas de piedra", afirma la autora principal del estudio, la doctora Eleanor Scerri, del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana. "El sitio está ubicado en un prominente dique de andesita que se eleva sobre la llanura circundante. El lugar fue tanto una fuente de materia prima como una ubicación privilegiada para observar un paisaje que, en ese entonces, se encontraba entre dos principales sistemas fluviales".

   Esta ubicación también parece haber continuado siendo atractiva para los humanos primitivos en una fecha aún más tardía que las registradas por los investigadores en este estudio. Las capas que contienen hachas de mano de piedra idénticas también se encuentran por encima de las capas de ocupación densa que se dataron, lo que aumenta la posibilidad de que Saffaqah esté entre los sitios de 'Achelense' más jóvenes documentados en cualquier lugar.

   Los nuevos resultados de la datación registran la persistencia tardía de 'Acheulean' en la Península y también muestran que poblaciones de homínidos aún no identificadas estaban utilizando redes de ríos ahora extintos para dispersarse en el corazón de Arabia durante un período de mayor precipitación en la región. Esto sugiere que estos homínidos pudieron vivir en los márgenes de zonas habitables y aprovechar episodios de "reverdecimiento" relativamente breves en un área generalmente árida.

   La dispersión de estos homininos en el corazón de Arabia también puede ayudar a explicar la persistencia sorprendentemente tardía de 'Achelense', ya que sugiere un grado de aislamiento. "Estos homínidos eran ingeniosos e inteligentes --agrega Scerri--. Se dispersaron por un paisaje desafiante utilizando la tecnología que comúnmente se ve como una falta de inventiva y creatividad. En lugar de percibir al 'Achelense' de esta manera, realmente deberíamos sorprendernos por lo flexible, versátil y exitosa que fue esta tecnología".

Contador