29 de marzo de 2020
 
Actualizado 19/01/2018 11:13:57 CET

Sobre la Leyenda Negra: Sin rastro genético de los tercios en Flandes

Rendición de Breda. Obra de Velázquez
MUSEO DEL PRADO

   MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio ha desechado una huella genética de los tercios españoles en la población actual de los Países Bajos, como resultado de su participación en la cruenta guerra de Flandes.

   Las atrocidades de guerra cometidas por los tercios españoles en los Países Bajos durante el siglo XVI están tan arraigadas en la memoria colectiva de las sociedades belgas y holandesas que generalmente asumen que la huella de esta historia está presente en sus ancestros genéticos.

   Los historiadores afirman que esta suposición es una consecuencia de la llamada "leyenda negra" y propaganda negativa que retrata y recuerda a los soldados españoles como agresores sexuales extremos. El impacto de la presencia de españoles durante la revuelta holandesa sobre la variación genética en los Países Bajos ha sido objeto de estudio ahora por la Universidad de Lovaina, cuyos resultados se publican en el American Journal of Physical Anthropology.

   Un análisis genético poblacional reciente de la variación del cromosoma Y asociado con la Península Ibérica en Europa se amplía con muestras representativas de varones holandeses (N = 250) y flamencos (N = 1,087). Las frecuencias de estas variantes también se comparan entre los donantes cuyos ancestros paternos más antiguos informados vivían en las ciudades flamencas de hoy en día afectadas por las llamadas 'furias españolas' (N = 116) frente a otras líneas paternas en el territorio flamenco actual (N = 971).

   Las frecuencias de los marcadores cromosómicos Y Z195 y SRY2627 disminuyen abruptamente al norte de España y los datos para las poblaciones flamenca y holandesa se ajustan a este patrón. Según el estudio, no se ha encontrado una tendencia de frecuencias más altas de estas variantes dentro de las muestras bien comprobadas asociadas con las ciudades sometidas a las 'furias españolas'.

   A modo de conclusión, la investigación señala que aunque la agresión sexual ocurrió en el siglo XVI, estas actividades no dejaron una huella genética "española" rastreable en el genoma autóctono de los Países Bajos. Los resultados apoyan la opinión de que la 'Leyenda Negra' y la propaganda histórica sobre la agresión sexual han nutrido las suposiciones incorrectas de hoy con respecto a la ascendencia genética.

Para leer más