Actualizado 13/10/2021 14:08 CET

Los primeros pueblos de Norteamérica no proceden de los Jomon de Japón

Nativa americana
Nativa americana - FLICKR

   MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Una teoría ampliamente aceptada del origen japonés de los nativos de EEUU ha sido refutada en un nuevo estudio, que muestra que genética y biología esquelética "simplemente no concuerdan".

Basándose en las similitudes en los artefactos de piedra, muchos arqueólogos creen actualmente que los antepasados indígenas estadounidenses, o 'primeros pueblos', emigraron a las Américas desde Japón hace unos 15.000 años.

   Se cree que se movieron a lo largo del borde norte del Océano Pacífico, que incluía el Puente Terrestre de Beringia, hasta llegar a la costa noroeste de América del Norte.

   Desde allí, los Primeros Pueblos se desplegaron por el interior del continente y más al sur, llegando al extremo sur de América del Sur en menos de dos mil años.

   La teoría se basa, en parte, en similitudes en las herramientas de piedra hechas por el pueblo 'Jomon' (un habitante temprano de Japón, hace 15.000 años), y las encontradas en algunos de los primeros sitios arqueológicos conocidos habitados por los antiguos Primeros Pueblos.

   Pero este nuevo estudio, publicado en PaleoAmerica, la revista insignia del Centro para el Estudio de los Primeros Estadounidenses de la Universidad Texas A&M, sugiere lo contrario.

   Realizado por uno de los principales expertos del mundo en el estudio de los dientes humanos y un equipo de expertos en genética humana de la Edad de Hielo, el artículo analizó la biología y la codificación genética de muestras de dientes de varios continentes y miró directamente a la gente de Jomon.

   "Descubrimos que la biología humana simplemente no coincide con la teoría arqueológica", afirma el autor principal, el profesor Richard Scott, un reconocido experto en el estudio de los dientes humanos, que dirigió un equipo de investigadores multidisciplinarios.

   "No discutimos la idea de que los antiguos nativos americanos llegaron a través de la costa noroeste del Pacífico, solo la teoría de que se originaron con el pueblo Jomon en Japón.

   "Estas personas (los Jomon) que vivieron en Japón hace 15.000 años son una fuente poco probable de indígenas estadounidenses. Ni la biología esquelética ni la genética indican una conexión entre Japón y Estados Unidos. La fuente más probable de la población nativa americana parece ser Siberia."

   En una carrera que abarca casi medio siglo, Scott, profesor de antropología en la Universidad de Nevada-Reno, ha viajado por todo el mundo, recopilando una enorme cantidad de información sobre los dientes humanos en todo el mundo, tanto antiguos como modernos. Es autor de numerosos artículos científicos y de varios libros sobre el tema.

   Este último artículo aplicó técnicas estadísticas multivariadas a una gran muestra de dientes de América, Asia y el Pacífico, mostrando que la comparación cuantitativa de los dientes revela poca relación entre el pueblo Jomon y los nativos americanos. De hecho, solo el 7% de las muestras de dientes estaban vinculadas a los nativos americanos no árticos (reconocidos como los primeros pueblos).

   Y la genética muestra el mismo patrón que los dientes: poca relación entre el pueblo Jomon y los nativos americanos.

   "Esto es particularmente claro en la distribución de los linajes maternos y paternos, que no se superponen entre las primeras poblaciones de Jomon y estadounidenses", afirma el coautor, el profesor Dennis O'Rourke.

   "Además, estudios recientes de ADN antiguo de Asia revelan que los dos pueblos se separaron de un ancestro común mucho antes", agrega el profesor O'Rourke.

Contador

Para leer más