Tres especies de ardillas desconocidas cuestionan el origen de los mamíferos

Actualizado 10/09/2014 19:29:03 CET
Especies extintas de ardilla
Foto: ZHAO CHUANG

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Paleontólogos han descrito tres nuevas pequeñas especies similares a las ardillas que colocan firmemente a un grupo Mesozoico mal entendido de animales en el árbol de la familia de los mamíferos.

   El estudio, dirigido por científicos del Museo Americano de Historia Natural y la Academia de Ciencias de China, apoya la idea de que los mamíferos, un grupo muy diverso que incluye a los monotremas, que ponen huevos; el ornitorrinco, los marsupiales, la zarigüeya, y los placentarios, como los seres humanos y las ballenas, se originaron hace unos 208 millones de años en el Triásico tardío, mucho antes de lo que sugiere una investigación anterior.

   "Durante décadas, los científicos han debatido si el grupo extinto, llamado 'Haramiyida', está dentro o fuera de los mamíferos", señala el coautor Jin Meng, conservador de la División de Paleontología del Museo. "Antes, todo lo que sabíamos acerca de estos animales se basa en mandíbulas fragmentadas y dientes aislados. Pero los nuevos ejemplares que descubrimos están muy bien conservados. Centrándonos en estos fósiles, ahora tenemos una buena idea de a qué se parecían realmente estos animales, confirmando que son, de hecho, mamíferos", afirma el autor de esta investigación, que se publica este miércoles en 'Nature'.

   Las tres nuevas especies, 'Shenshou lui', 'Xianshou Linglong' y 'Xianshou songae', se han descrito a partir de seis fósiles casi completos de hace 160 millones de años de edad hallados en China. Los animales, que los investigadores han colocado en un nuevo grupo, o clado, llamado 'Euharamiyida', probablemente tenían un aspecto similar a las pequeñas ardillas, con pesos de entre 1 y 10 onzas (28 y 283 gramos) y colas y pies que indican que eran habitantes de los árboles.

   "Eran buenos escaladores y, probablemente, pasaron más tiempo que las ardillas en los árboles --destaca Meng--. Sus manos y pies estaban adaptados para agarrarse a las ramas, pero no eran buenas para correr por el suelo". Los miembros de 'Euharamiyida' probablemente comían insectos, frutos secos y frutas con sus "extraños" dientes, que tienen muchas cúspides o puntos elevados en las coronas. Se cree que los mamíferos evolucionaron de un ancestro común que tenía tres cúspides; mientras los molares humanos pueden tener un máximo de cinco.

   Las especies recién descubiertas tenían dos filas paralelas de cúspides en cada molar, con hasta siete cúspides en cada lado. A pesar del inusual patrón dental, la morfología general, o las características físicas, visto en los nuevos fósiles haramiyida es de mamífero. Por ejemplo, los especímenes muestran evidencia de un típico oído medio de los mamíferos, el área justo dentro del tímpano que convierte las vibraciones en el aire en ondas en los fluidos del oído. Los oídos medios de los mamíferos son los únicos que tienen tres huesos, como se ve en los nuevos fósiles.

   Sin embargo, la colocación de las nuevas especies dentro de los mamíferos plantea otra cuestión: según la edad de la especie 'Euharamiyida' y sus parientes, la divergencia de los mamíferos de los reptiles tuvo que haber ocurrido mucho antes de lo que algunas investigaciones han estimado. En lugar de originarse en el Jurásico medio (hace entre 176 y 161 millones de años), los mamíferos aparecieron probablemente por primera vez en el Triásico tardío (hace entre 235 y 201 millones de años), un hallazgo que se corresponde con algunos estudios que utilizaron datos de ADN.

   "Lo que estamos mostrando aquí es muy convincente de que estos animales son mamíferos y que nos permiten dar marcha atrás al reloj de la divergencia de los mamíferos", resume Meng. "Pero aún más importante es que estos nuevos fósiles presentan un nuevo conjunto de caracteres que pueden ayudarnos a contar muchas más historias sobre mamíferos antiguos", concluye.

Para leer más