Actualizado 07/11/2017 12:21

Cómo elegir el mejor proveedor para tu negocio

Pixabay
PIXABAY

Ninguna empresa o negocio puede tener éxito sin suministros, y por lo tanto, sin un proveedor que lo surta con todo lo necesario. De ahí la importancia de la elección de una empresa proveedora adecuada.

Madrid, 7 de noviembre de 2017.- Elegir un proveedor implica mucho más que mirar listas de precios. La elección depende de una amplia variedad de factores, como el precio, la calidad, la fiabilidad o el servicio. La importancia de estos diferentes factores se basará en las prioridades y la estrategia de tu negocio.

Tener un enfoque estratégico para elegir proveedores, puede ayudarte a entender cómo tus propios clientes potenciales sopesan sus decisiones de compra.

Los siguientes consejos te ayudarán a decidir lo que necesitas de un proveedor, identificar proveedores potenciales y a elegir el mejor.

Pensar estratégicamente en la selección de proveedores

Las empresas proveedoras más eficaces, son aquellas que ofrecen productos o servicios que coinciden con las necesidades de tu negocio.

Así que, al buscar un proveedor, lo principal es estar seguro de cuáles son las necesidades de tu negocio, y lo que deseas lograr comprando, en lugar de simplemente pagar por lo que los proveedores quieran venderte.

Por ejemplo, si deseas reducir el tiempo que te lleva servir a tus clientes, lo mejor es escoger un proveedor que te ofrezca una entrega más rápida, en vez de elegir el que sea más barato.

El número de proveedores que necesitas

Cuantos menos proveedores tengas, más fácil será controlarlos, más importante serás para ellos, y más ventajas económicas sacarás.

Sin embargo, es importante tener más de uno. De hecho, abastecerse de un solo proveedor puede ser peligroso, ya que puede dejarte tirado.

De la misma forma, mientras que la exclusividad puede estimular a algunos proveedores a ofrecerte un mejor servicio, otros se relajan, y pueden rebajar sus estándares de calidad.

¿Qué buscar en un proveedor?   

-Fiabilidad. Recuerda que si te defraudan, puedes decepcionar a tus clientes.

-Calidad. La calidad de los suministros es primordial, pues no quieres que te asocien con unos malos productos.

-Relación calidad-precio. El precio más bajo no siempre es la mejor relación calidad-precio. Si quieres confiabilidad y calidad de tus proveedores, tendrás que decidir cuánto estás dispuesto a pagar por sus productos, y equilibrar el costo, la confiabilidad, la calidad y el servicio.

-Un buen servicio. Necesitas que tu proveedor te abastezca a tiempo. Los mejores estarán en contacto regular contigo para averiguar qué necesidades tienes y cómo pueden servirte mejor.

-Seguridad financiera. Siempre es buena idea asegurarse de que tu proveedor tiene unas finanzas saneadas, con un flujo de efectivo suficientemente fuerte para entregarte lo que quieres, cuando lo necesites.

-Una buena relación. Esto beneficiará a ambos. Es más probable que tu negocio sea importante para ellos si les muestras lo importantes que son ellos para tu negocio.

   

También puedes consultar esta guía con las claves para seleccionar a un proveedor.

   

Identificar proveedores potenciales

Puedes encontrar empresas proveedoras a través de varios canales. Lo mejor para empezar, es hacer una lista de posibles proveedores elegidos de varias fuentes.

Recomendaciones. Pregunta a amigos u otros empresarios cuáles son sus proveedores, pues te recomendarán cuáles elegir con más fiabilidad que alguien que no ha utilizado sus servicios.

   

En Internet. Puedes filtrar por tipo de negocio, y encontrar a una buena cantidad de empresas proveedoras.

   

Asociaciones comerciales. En la Cámara de Comercio u otras asociaciones comerciales de tu ciudad, tienen una amplia lista de proveedores para cualquier tipo de negocio.

   

Exposiciones. Las exposiciones suponen una gran oportunidad para conocer a muchos proveedores potenciales en un mismo lugar.

Una vez que tengas confeccionada la lista con los proveedores, y tengas una idea clara de lo que necesitas comprar, puedes crear una lista de fuentes que satisfagan tus necesidades.

   

Elegir un proveedor

Una vez que la lista sea manejable, puedes acercarte a los proveedores potenciales y pedirles un presupuesto, e incluso unas muestras. Lo mejor es proporcionarles un resumen de lo que necesitas, con qué frecuencia lo necesitarás, y qué esperas de ellos.

Exige un precio cerrado por escrito durante, al menos, tres meses. También puedes preguntar sobre descuentos para contratos a largo plazo, o de gran volumen.

Con los presupuestos sobre la mesa, compara los proveedores según tus prioridades, por ejemplo, la calidad del producto, el precio o la rapidez.

El precio es importante, pero no debería ser la única razón por la que eliges un proveedor. Los precios más bajos suelen relacionarse con bienes y servicios de peor calidad que, a la larga, pueden no ser la opción más rentable.

Verifica que el proveedor que contratas es el que va a realizar el trabajo, y no lo subcontraten.

Y recuerda que la reputación de tu negocio puede ser juzgada según las prácticas laborales de tus proveedores.

   

Negociar términos y condiciones

Una vez que hayas elegido a los proveedores con los que te gustaría trabajar, puedes pasar a negociar los términos y condiciones y redactar un contrato.

Para más información:    

Autor: Pedro Fernández

Empresa: OlimpoMarketing

   

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación